Hoy

El otoño cuesta barrerlo

Dos operarios de FCC, esta semana, amontonando hojas con sopladoras. :: Pakopí
Dos operarios de FCC, esta semana, amontonando hojas con sopladoras. :: Pakopí
  • Trabajadores de FCC se quejan de falta de medios y el Ayuntamiento explica que en esta estación ya ha reforzado la plantilla

  • Resbalones y atascos de imbornales suelen ser los efectos de la caída de las hojas en estos meses

Avanza el otoño, las hojas caen y los trabajadores de limpieza de FCC se desesperan. Dicen que no tienen medios suficientes para mantener limpia la ciudad, y recuerdan que en el pliego de condiciones cuyo concurso ganó en 2010 la contrata FCC se contemplaba un refuerzo de personal y maquinaria para esta época del año. Según Antonio Rodríguez, miembro del comité de empresa de FCC, esta parte no se cumple y no es el primer otoño que se ven desbordados por la caída de las hojas de los árboles.

Según explica, aún es pronto y lo peor de la caída de las hojas está por venir, cuando lleguen días de viento y lluvia y las hojas mojadas que se pudren se queden pegadas al suelo, lo que complica la labor de las sopladoras y mucho más de las escobas y barredoras. Esto ocasiona varias situaciones de riesgo, la primera los resbalones, tanto en peatones mayores o con movilidad reducida cuando las hojas se quedan pegadas a la acera, pero también en motoristas cuando esto ocurre en la calzada. Hay que recordar que en diciembre del año pasado una mujer de 65 años resbaló por culpa de unas hojas en San Francisco y se fracturó un brazo. Otro efecto conocido en Badajoz de la acumulación de hojas es que llegan a atascar los imbornales cuando llueve y por eso en algunos puntos de la ciudad se crean balsas de agua que ocasionan problemas de seguridad en el tráfico.

Esta semana el concejal delegado de Limpieza, Antonio Ávila, dijo a HOY que la situación que provocan las hojas está controlada, la maquinaria que hay es suficiente y añadió que desde el miércoles pasado se atiende esta cuestión con el refuerzo de plantilla por parte de la contrata FCC, que ha sumado dos personas más debido a la llegada del otoño.

Sin embargo, según el comité de empresa esto es insuficiente y explica que el trato era contratar más jornadas extras, que si se mide por personas es como si faltaran 27 operarios.

Para Antonio Rodríguez, uno de los problemas de trabajo extra se presenta en las zonas colindantes con los parques, ya que de muchos de estos espacios se encarga el personal del Ayuntamiento de Badajoz, no el de FCC. Sin embargo, la realidad es que el viento trae las hojas hasta las calles y pasa a ser una responsabilidad de la contrata sin que tengan medios suficientes para atenderla. En su opinión, harían falta más sopladoras y maquinaria específica, además de contar con más personal.

Indumentaria

Otro asunto que preocupa en la plantilla es la vestimenta específica para trabajar en días de lluvia. Según el comité de empresa, disponen de trajes de agua, pero ni el calzado ni los guantes son apropiados para trabajar en estas condiciones. Esto provoca en algunos empleados, según el comité, que la labor del vaciado de papeleras se complique, o que algunos tengan que llevar varios pares de calcetines para cambiarse durante la jornada laboral.

Según el concejal delegado de Limpieza, Antonio Ávila, el vestuario que tiene la plantilla de FCC cumple con todas las condiciones de seguridad y confort que marca la ley.