Hoy

Fragoso asegura que las pruebas deportivas no corren peligro

Fragoso asegura que las pruebas deportivas no corren peligro
  • El alcalde niega que los atascos del domingo se debieran a falta de agentes y dice que mejorarán la organización de la maratón

La Policía Local analiza qué errores llevaron a los atascos del domingo por la celebración de la media maratón para mejorar en futuras ediciones de esta y otras pruebas deportivas. El resto de actividades programadas se realizarán sin problemas y la falta de efectivos no es el origen de los embotellamientos. Esta es la versión del alcalde, Francisco Fragoso, que salió así al paso de las críticas por los problemas en la autopista y el Puente Real, donde los conductores quedaron prácticamente atrapados durante una hora el domingo mientras pasaban los corredores de la maratón.

Cree que si hubiera habido 40 agentes más de los 15 convocados los problemas se habrían sucedido igualmente. Argumenta que los atascos se debieron a la cadencia de paso de los 1.800 corredores que partieron de Elvas y tenían por meta la ciudad. El continuo ritmo entre los participantes impidió a los agentes permitir que los conductores siguieran adelante aprovechando vacíos entre los corredores.

El alcalde dijo que seguirán intentando mejorar la prueba, pero que no se puede modificar el recorrido porque este está certificado por la federación deportiva para que los resultados cuenten en puntuaciones oficiales.

«Evaluamos lo que podemos mejorar, lo hemos hecho y lo vamos a seguir haciendo. La policía tiene una misión fundamental ahora que es evaluar lo que se pueda mejorar», aseguró. «Mi voluntad es que siga habiendo maratón y estas tres pruebas deportivas». Se refiere a las dos medias maratones y la maratón de la ciudad.

El alcalde, de todas formas, reconoció que tienen un problema con la organización de la Policía Local después de la sentencia que rechazaba el pago de los servicios extraordinarios a los agentes. Ello obliga a una reorganización de la jornada para que cubran las mismas horas anuales que cualquier otro funcionario público. Muchos agentes trabajan entre 1.100 y 1.200 horas al año cuando la jornada debe ser de 1.650 horas al año más 80 horas que se les pagan de más para domingos y festivos.

Fragoso dijo que esperan llegar a un acuerdo antes de final de año para que a partir de enero «el contador se ponga a cero». Ayer no quiso desvelar en qué punto se encuentran las negociaciones con los sindicatos. Lo que se sabe hasta ahora es que negocian que cada hora trabajada compute como más de 60 minutos según el turno. De esta manera compensarían los turnos nocturnos, en festivos y fines de semana. Esto es algo que se hace, por ejemplo, en la Policía Nacional.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Ricardo Cabezas, reclamó a Fragoso una mayor organización de las pruebas y denunció que el domingo se usaron voluntarios de protección civil para sustituir a policías locales. Según Cabezas, el Ayuntamiento está rechazando eventos los fines de semana porque faltan agentes de policía para controlarlos.