Hoy

La escasez de policías locales pone en riesgo las grandes pruebas deportivas

Un policía local realiza labores de control durante el Día de la Bicicleta.
Un policía local realiza labores de control durante el Día de la Bicicleta. / J. V. Arnelas
  • La imposibilidad de nombrar servicios extraordinarios impide contar con 80 agentes para la maratón del próximo año y amenaza también la cabalgata

Las grandes pruebas deportivas que se celebran en la ciudad de Badajoz corren serio riesgo.Los atascos de tráfico generados el domingo por la media maratón podrían ser considerados un problema menor si se comparan con el caos que amenaza con provocar la maratón de 42 kilómetros del próximo año, que da dos vueltas a un recorrido urbano. «Una competición grande ya no se puede hacer así», confiesa a HOY un experto en organización de pruebas.

Sus palabras tienen especial valor en una semana que está marcada por el silencio oficial. Desde el Ayuntamiento no se ha valorado el caos del domingo -los concejales de Policía Local y de Deportes están fuera, dijo ayer el gabinete de prensa- y sólo se ha escuchado la opinión del sindicato USO, que cifra en quince el número de policías destinados a ese dispositivo de tráfico.

Las fuentes consultadas por este periódico ratifican ese dato y advierten del serio riesgo que corre la maratón del próximo año por tratarse del evento local que más policías precisa. Ese día hay que situar a cerca de 80 agentes fijos en los cruces, una cifra impensable en la situación actual.

Hasta hace unos meses, la Policía Local nombraba servicios extraordinarios obligatorios para los agentes de descanso para contar con personal suficiente. En días como el de la maratón, tiraba de la práctica totalidad de la plantilla, que recibía a cambio una remuneración extra.

El problema surgió cuando el pago de esos servicios comenzó a retrasarse. En varias ocasiones el Ayuntamiento terminó abonándolos, pero la última vez que se planteó el conflicto USO denunció el impago en el juzgado. Al final, la sentencia determinó que el Ayuntamiento no tenía la obligación de pagar esos servicios extras porque los turnos de trabajo de la Policía Local no cubren las horas de trabajo obligatorias por ley. La sentencia apuntaba también que los policías no están obligados a realizar esas jornadas extraordinarias.

Ese fallo se conoció poco antes de la Feria de San Juan y desde entonces la Policía Local no ha nombrado servicios extraordinarios para ningún evento. Así ocurrió el domingo y el despliegue quedó mermado en unos 20 o 25 agentes con respecto a ediciones anteriores.

Con un menor despliegue, la presencia policial se redujo de forma considerable en los alrededor de 50 cruces que incluía el recorrido urbano y se produjeron retenciones que, en el caso del Puente Real, se prolongaron durante casi una hora.

La intención de la Policía Local era dar paso intermitente a los vehículos aprovechando los momentos en los que no se aproximaban corredores. «Pero eso era imposible porque con casi 2.000 inscritos el goteo era constante y no había manera de dar paso. Otras veces cortan al inicio del puente y se evita el problema», justificó ayer un especialista en carreras populares.

Con la intención de reducir los efectos de la merma en el número de agentes, la Policía Local ha impartido un curso de tráfico a los miembros de Protección Civil. La intención es que puedan ser habilitados para dirigir el tráfico, pero esa posibilidad tiene el rechazo de quienes consideran que es una forma de sustituir trabajo remunerado por trabajo voluntario.

Cabalgata de Reyes

La solución definitiva pasa por la negociación que deben mantener los sindicatos policiales y el Ayuntamiento para regularizar la jornada. Deberán ajustar los turnos a las horas de trabajo anuales marcadas por ley, una obligación que ahora no se cumple.

Pero de esa negociación no se tienen noticias y el problema se repetirá en los próximos eventos, que tienen ya en el horizonte la cabalgata de Reyes. Ese día, media ciudad quedará cortada y en la Policía Local se preguntan quién se encargará de que todo esté en orden.

Temas