Hoy

«¿A Badajoz de compras? No, de maratón»

vídeo

El ganador, llegando a la meta / José Vicente Arnelas

  • Jesús Antonio Núñez, de Talavera de la Reina venció en una prueba que tuvo una importante participación lusa

  • La media maratón Elvas-Badajoz reúne a 1.954 atletas dispuestos a recorrer 21 kilómetros y 97 metros

Bruno Paixao vive en Fortios, una pequeña localidad de la región portuguesa de Portalegre que apenas dista 75 kilómetros de Badajoz. Trabaja como cuidador en una residencia y su gran preparación física le resulta muy útil a la hora de levantar de la cama a personas dependientes que, de otro modo, permanecerían postradas las 24 horas del día.

Bruno tiene 32 años y en algunos de sus días libres viaja a Badajoz para hacer compras que, a este lado de la frontera, le resultan más atractivas. «Badajoz es una ciudad bonita, me encanta venir de vez en cuando», dice.

Ayer, como tantas otras veces, volvió a enfilar la autovía en dirección Badajoz. Pero antes de llegar a la capital española hizo parada en Elvas, la localidad lusa en la que se dio inicio a la 29º Media Maratón Elvas-Badajoz.

Hace un año, Bruno Paixao logró completar los 21 kilómetros y 97 metros que componen la prueba en primera posición, pero ayer tenía enfrente a un competidor duro de roer, el deportista de Talavera de la Reina (Toledo) Jesús Ántonio Núñez, que repitió la victoria ya lograda en 2014.

«Lo bonito de esta prueba es que se trata de una competición internacional -confesaba Bruno Peixao con rostro sonriente-. Me permite hacer amistad con atletas españoles y extremeños de los que aprendo muchas cosas».

A Bruno no le arrebató la alegría la certeza de saber que no había logrado su quinta victoria en la media maratón Elvas-Badajoz, éxitos que se completan con otros cinco triunfos en la media Badajoz-Elvas. «A los atletas de alto nivel no les suele gustar la subida a Elvas, en esa prueba yo he ganado a atletas keniatas y marroquíes de gran nivel», explicó en un portugués que resultaba bastante comprensible.

Mientras hacía estas confesiones, el radiofónico 'speaker' José María da Silva no paraba de animar al público congregado en la avenida de Huelva, frente a El Corte Inglés, para presenciar la llegada de los 1.549 corredores que cruzaron la meta en una prueba que contó con 1.954 inscritos.

Jesús Antonio Núñez, el ganador, se mostró feliz con una victoria que no sorprendió a los expertos. A sus 36 años, este talaverano tiene en su palmarés cuatro campeonatos de Europa y cinco de España de Campo a través por Clubes. De ahí sus siete participaciones internacionales con España, la última en el Campeonato del Mundo de Media Maratón en Copenhague (Dinamarca) en el año 2014.

«Es muy bonito cruzar la frontera entre España y Portugal, atravesar el Guadiana y entrar en Badajoz rodeado de público. Sin lugar a dudas es una de las medias maratones de referencia para quienes nos dedicamos a esto», afirmó.

Su tiempo en la meta fue de 01:04:48, mientras que el segundo clasificado, Bruno Paixao, completó el recorrido en 01:05:12, bajando su marca del año pasado en casi tres minutos. En tercera posición entró el corredor del AD Marathón Mario Mirabel Alviz, con 01:06:04.

En mujeres, venció la atleta portuguesa Emilia Kumos Pisoeiro con 01:17:38, seguida de la atleta Tania Carretero Carnerero, del Bilbao AT. San Tutxu con 01:18:15. Tercera fue la también portuguesa Raquel de Jesús Raimundo Trabuco, del Elvense Natacao con 01:20:19.

El primer local en llegar a meta fue el atleta del Comesuelas Carlos Rodríguez Caldera con un tiempo de 01:10:42, y la primera atleta local, Yolanda Rodríguez Ladera, del Club Maratón Badajoz, con 01:36:51.

Ellos fueron la avanzadilla en una prueba que se inició junto al restaurante El Cristo de Elvas y que tuvo en su inicio una larga bajada que se torna en cuesta arriba cuando la media maratón comienza en Badajoz y culmina en Elvas.

«Parece fácil porque tiene una larga bajada, pero se hace duro porque obliga a estar muy preparado», reconoció Raquel de Jesús Raimundo Trabuco. Vecina de Elvas, ella fue una de las portuguesas que tuvieron la oportunidad de cubrir a pie los 21 kilómetros y 97 metros que separan Elvas y Badajoz, dos ciudades unidas por la historia y también por el comercio. Por eso durante los últimos días más de un portugués, cuando contó a sus amigos que vendría a Badajoz el domingo, tuvo que dar explicaciones: «¿A Badajoz de compras? No, de maratón».