Hoy

Condenan a seis personas por atentar contra la policía para evitar la detención de un familiar

  • Las agresiones fueron perpetradas en mayo de 2014 en Los Colorines y resultaron lesionados varios agentes

El juzgado de lo penal número 1 de Badajoz ha impuesto penas de hasta 18 meses de cárcel a las personas que agredieron a varios agentes de la Policía Nacional que trataban de realizar una detención en la barriada de Los Colorines.

Los hechos ocurrieron en la calle Tomás Rabanal Brito en mayo de 2014 mientras los agentes buscaban por un presunto delito relacionado con el tráfico de droga a Fernando B. L., que entonces tenía 29 años.

La actuación se llevó a cabo a las 18 horas, pero no pudo concluir como la policía tenía previsto porque el hombre al que buscaban se revolvió contra los policías.

En ese momento apareció en su ayuda Joaquín B. V., quien empujó a uno de los agentes para evitar que Fernando B. L. fuera inmovilizado y facilitar su huida.

Con dificultades, las fuerzas de la autoridad lograron introducir en el coche al joven que iban a detener. Pero Fernando B. V., otro de los hombres que se habían congregado en la zona al escuchar los gritos, lanzó contra el vehículo policial un ladrillo. En el escrito de acusación se indicaba que tanto el hombre que lo lanzó como otras tres personas comenzaron a arrojar sillas, piedras y ladrillos contra los policías.

Como consecuencia de los impactos, uno de los funcionarios sufrió un traumatismo en la rodilla izquierda y una distensión que precisaron 142 días para su curación, mientras que otro de los agentes sufrió una perforación traumática del oído izquierdo que lo tuvo apartado del trabajo 70 días y le ha dejado una secuela valorada en tres puntos.

Otro de los funcionarios que intentaban calmar los ánimos fue golpeado de forma reiterada con una piedra por Fernando B. V., que en sus acometidas le causó al policía una herida en la región occipital, una contusión en la rodilla izquierda, una lesión en el codo derecho y rotura de cuello posterior en el menisco izquierdo.

Finalmente, el caso llegó a juicio y se alcanzó una sentencia de conformidad en la que la mayor condena será impuesta a Fernando B. V., el varón que lanzó el ladrillo. Se le imponen 18 meses de prisión por el delito de atentado y el pago de varias multas por dos delitos de lesiones y uno de daños. Además, abonará 17.200 euros a los policías lesionados, según ha confirmado el abogado del SUP, Segundo Berjano.

También tiene pena de prisión de seis meses Joaquín B. V., que empujó a uno de los agentes. Se le encuentra culpable de un delito de atentado contra agente de la autoridad y también de un delito de lesiones por el que pagará una multa de más de 1.500 euros. Igualmente tendrá que abonar 6.500 euros a los policías lesionados.

Fernando B. L., el joven al que iban a detener, pagará una multa de 360 euros por un delito de resistencia a agentes de la autoridad. Ángel B. C. abonará una multa de 810 euros por un delito de daños; Adoración S. M., una multa de 90 euros por un delito leve de coacciones; y Manuel V. S., otra multa de 90 euros por un delito leve de coacciones.