Hoy

El PSOE considera grave que el Ayuntamiento no complete las obras del Plan de Impulso

  • Considera que «los grandes perjudicados» serán los vecinos de los barrios y poblados

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, ha calificado de «incompetente e irresponsable» al equipo de gobierno local por reconocer que hay obras del Plan de Impulso que no se ejecutarán, y considera que «los grandes perjudicados» serán los vecinos de los barrios y poblados, «algo inadmisible dada la necesidad que hay de inversiones», valora.

Los socialistas pacenses consideran «muy grave» que no se ejecuten las obras previstas en «un Plan de Impulso ridículo en inversiones para este año y tras un 2015 sin gastar nada en el mantenimiento de la ciudad», señaló ayer su portavoz.

El PSOE propone y exige como solución el inicio de «todas las obras» previstas del Plan de Impulso antes de fin de año y que en enero de 2017 se financien con «un reconocimiento extrajudicial de crédito o con cargo al futuro remanente o bien con cargo al presupuesto municipal anual que habría que modificarlo».

«Llevar 21 años gobernando la ciudad no garantiza la buena gestión, es más, el PP está demostrando que se puede ir a peor, que se pueden hacer peor la cosas, que se pueden perfeccionar defectos», ha afirmado Ricardo Cabezas.

«Incompetencia»

Para el portavoz socialista que el primer teniente de alcalde advirtiera el pasado viernes que no se van a poder acometer obras del Plan de Impulso es «un indicador de que se está trabajando mal», a lo que añade que es «algo inadmisible dada la necesidad que hay de inversiones tras un 2015 donde no hubo Plan de Impulso, donde no hubo presupuesto, de ahí que el mantenimiento de la ciudad sea una prioridad absoluta ahora mismo», ha señalado.

Al grupo socialista le resulta «incomprensible» que a dos meses de concluir el año y, por tanto, de «ejecutar obligatoriamente la totalidad de las inversiones», ya se anuncie que «muchas no se podrán llevar a cabo», algo que es el resultado -dice- de la «incompetencia e irresponsabilidad manifiesta de quien gobierna el Ayuntamiento de Badajoz», así como «un problema de reiterada mala planificación».

El PSOE recuerda que criticó las «bajas inversiones» previstas para este año en el Plan de Impulso, cuando en 2014 fueron de 11 millones y en 2013 de 12,6 millones de euros.