Hoy

El SES compra 362 televisores para las habitaciones del Infanta y del Materno

Estos son los televisores que actualmente hay instalados en el Materno y que se renovarán.
Estos son los televisores que actualmente hay instalados en el Materno y que se renovarán. / J.V. Arnelas
  • Los nuevos equipos, seguirán siendo de acceso gratuito y permitirán la difusión de canales TDTen abierto

El Servicio Extremeño de Salud (SES)acaba de comprar 362 televisores, con los que se renovarán los equipos de las habitaciones de los pacientes ingresados en los hospitales Infanta Cristina y Materno Infantil de Badajoz.

Los nuevos terminales, que seguirán siendo de acceso gratuito para los pacientes, más allá de una simple televisión permitirán la difusión de los canales de TDT en abierto y, en un futuro, servirán como plataforma de comunicación entre el SES y sus usuarios, a través de un sistema de modo hotel.

Los equipos, que costarán 82.000 euros, sustituirán a los que están instalados en la actualidad y que, en su mayoría, son de tubos de rayos catódicos y con sintonizadores analógicos, a los que se les instaló cuando llegó el apagón un sistema de conversión en digital para permitir su uso. Como valora el propio SES: «Son televisores muy antiguos que, hoy en día, ya no prestan un servicio adecuado para el mejor bienestar de las personas ingresadas».

Con la renovación de los aparatos, los nuevos televisores –189 para el hospital Infanta Cristina y 173 para el Materno Infantil–, tendrán 24 pulgadas, pantallas de tecnología LED y conexiones USB para la reproducción de audio y vídeo, entre otras prestaciones.

Una de las innovaciones más interesantes de los nuevos equipos es que el material del monitor y del mando a distancia es antibacteriano. Esta característica funciona mediante la liberación de iones de plata, que son tóxicos para un gran número de bacterias y microbios a concentraciones muy bajas, pero que resultan inocuos para los humanos.

Los televisores nuevos irán anclados a la pared mediante soportes inclinables para permitir su visualización tanto desde las camas como desde los sillones de los acompañantes. Los mandos a distancia tendrán una fijación anti vandálica a los cabeceros de las habitaciones e incorporarán un protector anti golpes.

Con la implantación del nuevo sistema audiovisual, dice el SES, «se va a producir una situación de máximo confort para los pacientes y familiares, para que se sientan lo más cercano a un establecimiento hotelero», y valora: «Dar a los pacientes más tranquilidad y relajación es tan importante como los cuidados curativos que se prestan en los hospitales».

Precisamente, unas de las grandes novedades que incorporan los nuevos equipos es el modo hotel. Este sistema permite restringir, mediante contraseña, el acceso del usuario a la configuración y sintonización del televisor.

Con ello, el SES fijará el volumen de encendido y controlará el tope de sonido «para que no sea demasiado alto y se eviten molestias a los demás usuarios», explica. Además, se incorporará el apagado automático de los televisores a una hora determinada y se predeterminará el canal de arranque, que posibilitará en un futuro servir de plataforma de comunicación entre los sanitarios y los pacientes.

Lejos de ser un lujo, la televisión para los pacientes ingresados y para sus familiares es un medio para hacer más llevadera la estancia en los hospitales. A unos les entretiene, a otros les acompaña y a todos, les sirve para que las horas de hospital sean más livianas.

Quejas frecuentes

Por ello, la renovación de los equipos también acabará con una de las quejas más frecuentes en los hospitales. La televisión no suele motivar reclamaciones que lleguen hasta el defensor del paciente, a la vista de las cifras que aporta el SES. Desde enero este año y hasta la fecha, solo hay tres quejas registradas, una porque no había televisor y las otras dos porque no funcionaba.

Sin embargo, Sanidad reconoce que «las supervisoras sí reciben muchas reclamaciones verbales, también en su mayoría por mal funcionamiento, porque no se ve o no se puede poner en marcha manualmente». Precisamente, una de las quejas verbales más frecuentes, añade el SES, es que no hay mandos a distancia, bien porque se pierden o porque se los llevan.

Tras su adquisición, la empresa adjudicataria, Isern Sau, empleará un mes en la fabricación de los televisores y otro mes en el desmontaje de los viejos equipos y en la instalación de los nuevos.

En cuanto a la idea de dotar de wifi a los hospitales, anunciada por el anterior consejero de Sanidad, el SES ha explicado que, en estos momentos, está estudiando el valor añadido que para los pacientes supondría esta medida. Además, –añade– «se está analizando si es operativo hacerlo en todo el hospital, lo que supone un alto coste económico, o dejarlo en las zonas donde realmente se utiliza como en plantas de ingresos pediátricos u hospitales de día». En cualquier caso, la decisión que se tome se aplicará a todos los hospitales de la región, aclara.