Hoy

«No descartamos que haya algún tontaina disfrazado»

El hecho de que un supuesto payaso está intranquilizando a la población pacense fue confirmado ayer por la mañana por Aurelio Fernández Sánchez, jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional. «Comparecemos hoy (ayer) para acabar con esa alarma social que se ha creado al difundirse en las redes sociales el bulo de que hay un payaso diabólico actuando en Badajoz», dijo al inicio de la rueda de prensa.

El mando policial explicó que el origen de ese «miedo sin fundamento» está en la publicación realizada el pasado sábado por un joven de 19 años «al que se le ocurre hacer un montaje fotográfico y colgarlo en Internet».

Este fotomontaje comenzó a ser compartido, generando la sensación de que un payaso diabólico podría estar recorriendo Badajoz capital. «A ese joven ya se le ha identificado y dice que era una broma, que no se podía imaginar la repercusión que iba a tener».

El jefe de la Policía Local de Badajoz, Rubén Muñoz, también presente, indicó que a raíz de esa publicación se recibieron varias llamadas de personas que aseguraban haber visto a un payaso. En algunos casos, las patrullas policiales estaban al lado del lugar en el que aseguraban haberlo visto, pero los agentes no encontraron a payaso alguno.

Por esta razón, la policía sospecha que muchas de las llamadas puedan estar motivadas por la sugestión de personas que sienten un temor infundado ante este tipo de noticias. «Ayer (el miércoles) llamó una señora de Las Vaguadas diciendo que había un payaso en el baño de su casa. Fuimos y comprobamos que no había nadie. Por eso queremos hacer un llamamiento a la calma», insistió Fernández, quien añadió que hasta el momento el único hecho que tiene relación con la alarma generada es el recogido en una denuncia presentada por un joven que asegura haberse cruzado con un varón vestido de payaso que le dio un golpe en la parte trasera de la rodilla con una llave inglesa a las 23.30 horas del lunes junto al parking de Menacho. El denunciante aseguró haber dado un puñetazo en el rostro al payaso, que sangró debajo de la careta. La policía dio credibilidad a esa denuncia, pero visitó los hospitales de la ciudad para comprobar si había ingresado alguna persona con una lesión de este tipo y hasta el momento no ha localizado ningún paciente con estas características.

Aurelio Fernández dijo ayer que, con independencia de esa denuncia, la realidad ha demostrado que el origen del bulo está en los fotomontajes colgados el sábado en la red, por lo que llama a la calma. «No descartamos que haya algún tontaina que después de ver esas imágenes haya podido salir a la calle disfrazado de payaso, porque tontos hay en todas partes, pero hay llegado el momento de parar este bulo».

Por esa razón pidió a todos los pacenses que dejen de reenviar los mensajes no contrastados que se están publicando en la red -hay varias cuentas de Instagram sobre payasos en Badajoz- y confíen en las fuerzas de seguridad.