Hoy

La restauración de las torres del interior de la Alcazaba vuelve a salir a concurso

En primer término, la torre de Santa María, integrada en la Biblioteca, y al fondo, la de los Acevedos.
En primer término, la torre de Santa María, integrada en la Biblioteca, y al fondo, la de los Acevedos. / C.M.
  • Las obras, que empezarán en el primer trimestre de 2017, permitirán la visita a los torreones de Santa María y de los Acevedos

La restauración de las dos torres del interior de la Alcazaba por fin se ha desbloqueado. El Ministerio de Fomento ha vuelto a sacar a licitación las obras para la recuperación de las torres de Santa María y de los Acevedos. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el anuncio para la contratación de estas obras, que mantiene la inversión de 400.000 euros.

Ha pasado casi un año desde que la obra de restauración de las dos torres se licitase por primera vez. Sin embargo, la mesa de contratación frenó el concurso por diferencias en la interpretación del pliego de condiciones y esto llevó finalmente a que en mayo, el ministerio anunciase vía BOE que desistía del concurso. Con el nuevo anuncio de licitación se retoma el proyecto, que permitirá finalmente recuperar y abrir al público los dos edificios más antiguos que se conservan del Badajoz medieval.

La noticia ha sido celebrada por el Ayuntamiento, que había cumplido con su parte de costear la redacción del proyecto de restauración. El alcalde, Francisco Fragoso, no escondía ayer su satisfacción –dijo– «porque al final el Ministerio ha cumplido su compromiso de que estaría antes de que terminase el año». Con esto –prosigue– «nos garantizamos la rehabilitación de las torres, independientemente de que el sábado haya o no gobierno y sin esperar a que se aprueben los nuevos presupuestos».

La previsión es que los trabajos estén adjudicados en el primer trimestre del próximo año y su plazo de ejecución, una vez que empiecen, es de tres meses. La nueva licitación no altera el proyecto original, elaborado por la arquitecta pacense Carmen Cienfuegos en junio del 2015, y que en su día fue aplaudido por los colectivos de defensa del patrimonio.

La intervención en la torre de Santa María (siglo XIII), integrada en el edificio de la Biblioteca de Extremadura, abarca el conjunto formado por las dependencias que se conservan de lo que en su día fue la primitiva catedral de Badajoz y antes la mezquita: la capilla del evangelio, posiblemente dedicada al Espíritu Santo, la sacristía y las torres que se elevan sobre ella.

Las obras que se llevarán a cabo permitirán la recuperación de este conjunto y la adecuación para su visita pública. Para ello, está previsto habilitar un acceso independiente al de la biblioteca, recuperando la puerta exterior de la antigua sacristía. Su apertura al público será un importante reclamo turístico, ya que la torre es el punto construido más alto de la ciudad, lo que lo convertirá en su mejor mirador.

El proyecto contempla la consolidación de las estructuras de fábrica y bóvedas, la recuperación de las cubiertas y la restauración de los parámetros exteriores e interiores, entre otros trabajos. Además, se restaurarán los elementos decorativos que han perdurado en el tiempo.

La torre de los Acevedos (siglo XV), ubicada en las traseras del Museo Arqueológico y actualmente en ruinas, es el único vestigio que ha llegado a nuestros días de la casa fuerte nobiliaria. Se trata de un torreón cuadrado de catorce metros de altura, que en su día contó con tres niveles, separados por forjados de madera, de los que hoy se conserva solo el de la primera planta.

La actuación prevista en ella prevé la consolidación de las estructuras de fábrica y bóveda, la limpieza de las estructuras actuales y la reposición de los elementos constructivos dañados. Se restaurará además la cubierta, se abrirá el vano cegado y su visita, tras la reforma, se limitará a una veintena de personas.

A esta actuación se sumará la rehabilitación de la puerta del Capitel, anunciada por el alcalde durante la inauguración del nuevo tramo de muralla de la Alcazaba, cuyo proyecto está terminándose de redactar y en la que se invertirán 250.000 euros.