Hoy

Gallardo dice que la querella de Guadiana del Caudillo es «una chorrada»

  • Surge a raíz del anuncio de no dar subvenciones a Guadiana y Villafranco al entender que incumplen la Ley de la Memoria Histórica

El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, tildó ayer de «chorrada» la querella presentada por Guadiana del Caudillo contra él por coacciones y amenazas. Esta surge a raíz del anuncio de Gallardo de no dar subvenciones a Guadiana y Villafranco al entender que incumplen la Ley de la Memoria Histórica.

«Las leyes están para cumplirlas, lo he dicho de forma reiterada. A mí no me gusta la Ley de Estabilidad Presupuestaria, no me gusta el techo de gasto, no me gusta aquello que cercena el crecimiento de los ayuntamientos de forma injusta aun cuando tienen una situación equilibrada en sus cuentas», señaló Gallardo, quien agregó que sin embargo no solo lo cumple sino que lo hace cumplir.

Así se pronunció al ser preguntado por su opinión después de que el alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo Pitel (PP), haya anunciado la presentación de una querella que ha presentado en el Juzgado de Instrucción de Badajoz contra el presidente de la Diputación por coacción y amenazas contra Guadiana del Caudillo.

«¿Es una querella preventiva? ¿Se querella contra mí porque quiero cumplir la ley? Me parece una chorrada pero en cualquier caso no tengo nada que decir», dijo. Además, Gallardo sostiene que «quien amenaza y coacciona es aquel que dice: y tomaremos medidas, y tomaremos medidas si esto no se echa hacia atrás».

Además, se preguntó si sería razonable que en Alemania alguna localidad se quisiera llamar «lo que fuera de Hitler».