Hoy

Juzgan a un hombre para el que piden cuatro años de cárcel por vender droga

  • Fue sorprendido por la Policía Nacional cuando iba a suministrar una dosis de cocaína a un hombre en la calle San Gabriel de Badajoz

La Audiencia Provincial de Badajoz sentará hoy en el banquillo a Rubén D. S., quien se enfrenta a una petición de pena de cuatro años de prisión después de que las fuerzas de seguridad lo sorprendieran en la calle cuando trataba de vender casi un gramo de cocaína a un hombre de nacionalidad portuguesa.

Los hechos de los que viene siendo acusado habrían tenido lugar el día 12 de marzo de 2015 cuando el inculpado fue sorprendido en la calle San Gabriel de Badajoz tratando de vender a otro hombre 0,862 gramos de cocaína.

En el juicio que ha sido señalado para el día de hoy están citados los agentes de la Policía Nacional que realizaron esa intervención y también el hombre al que supuestamente iba a vender la droga finalmente intervenida por las fuerzas de seguridad.

En el escrito de acusación del Ministerio Fiscal se califican los hechos como un delito contra la salud pública para el que se pide una pena de cuatro años de prisión. Igualmente se solicita el abono de una multa de 100 euros que, en caso de no ser pagada, se convertiría en un mes más de prisión.

La Fiscalía propone aplicarle el artículo 368 del Código Penal, donde se indica que «los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos».

Peligrosa para la salud

En este caso se aplicaría el artículo en su horquilla de pena mayor porque la droga intervenida era cocaína, una sustancia que junto con la heroína y drogas de diseño como el éxtasis tienen esta consideración.