Hoy

Los premios de la ciudad cierran una semana sonora

Homenaje al marqués de la Encomienda en Badajoz. :: pakopí
Homenaje al marqués de la Encomienda en Badajoz. :: pakopí
  • La gala reunió en el palacio de Cristal del Hotel Río a una nutrida representación del mundo político, cultural, empresarial y social de la ciudad

Una coctelera de cultura fue lo que se vivió anoche en la gala de los premios 'Ciudad de Badajoz', que reunieron en el palacio de Cristal del Hotel Río a una nutrida representación del mundo político, cultural, empresarial y social de la ciudad. En el transcurso de la noche, se entregaron los premios de las distintas categorías: El primer premio de poesía fue para la obra 'Viajes a una fresa, de Miguel Martínez López. El galardón de novela fue para '1369', de Juan Rey. El primer premio en el apartado de periodismo recayó 'Nuestros soldados en Mali', de J. Ignacio Martínez y Jesús Pérez Marabel. El máximo galardón de Pintura lo compartieron 'Amanecer', de Elena Martí Zaro; la obra sin título de Juan Antonio Gil Segovia; 'Cosiendo Heridas', de Virginia Rivas y 'Port Field', de José Antonio Quintana Susilla. En el apartado de escultura, el primer premio fue para 'Mind Cube', de Alfonso San José González. La mención honorífica fue para 'Camandulas', de César David Montero, mientras que también recibieron una mención la obra 'The Swimmer', de Joan Coderch i Parés y Javier Malavia Tabares; 'Las personalidades del hombre, de Rafael Piedehierro' y 'El hombre rojo', de Jorge Naranjo Domínguez.

El primer premio de fotografía recayó en la obra 'Forte da Graça (Por el mundo)', de Lorenzo López Lumeras; el segundo galardón fue para 'Tiempo de olvido', de Manuel Calderón Carrasco y la mención de honor fue para 'No estás sola', de Lucas García Ramírez (Lucas Garra).

Los premios 'Ciudad de Badajoz' fueron el broche a una semana de mucha música y que ha traído muchas caras conocidas. El lunes recaló en Badajoz el cantante argentino Coti, quien llenó el auditorio del edificio Siglo XXI. Su espectáculo, en el que tocó hasta cuatro instrumentos distintos, forma parte de su gira acústica donde hizo un repaso 'desenchufado' de sus grandes temas. El cantante pasó antes por la planta de Oncología Pediátrica del Hospital Perpetuo Socorro, donde compartió un rato con los niños ingresados, para llenarles de optimismo y esperanza.

Sonido Extremo actuó el lunes en el López de Ayala.

Sonido Extremo actuó el lunes en el López de Ayala. / Pakopí

Ese mismo día, el teatro López de Ayala acogió en su escenario a 'Sonido Extremo', la formación extremeña especializada en música actual, que estrenó obras de cuatro de los compositores españoles más destacados del momento, por encargo de la Sociedad Filarmónica de Badajoz. El programa presentado por 'Sonido Extremo' se completó con obras de John Cage, Georg Friedrich Hass y Gérard Grisey. Este concierto forma parte del VIII Ciclo de Música Actual, que se celebra en la ciudad del 5 de octubre al 15 de febrero.

El jueves volvieron a abrirse las puertas del Centro Extremeño de Flamenco para acoger la conferencia de Miguel Vargas, que esta vez volcó todo su saber sobre la importancia del toque en los tangos extremeños. El guitarrista estuvo acompañado por los cantaores Miguel Vargas y La Caíta.

Además de flamenco, el jueves se registró un lleno total en el Palacio de Congresos de la ciudad para ver el espectáculo de la Orquesta de Extremadura de su programa 'Shakespeare y el poder'. Para esta ocasión, contaron con una voz muy especial, la del actor Juan Echanove, que interpretó y narró 'Hamlet', sobre la música de Dmitri Shostakovich interpretada por la OEx.

Y para cerrar la semana, hubo vuelta al flamenco anoche de la mano del mítico cantaor Parrita, que repasó los grandes éxitos de sus tres décadas sobre los escenarios y además, ofreció versiones de canciones clásicas de otros artistas. Su concierto, en el teatro López de Ayala, forma parte del programa de las XX Jornadas Culturales Gitanas de Badajoz.

El Silencio acogió una degustación de mermeladas caseras.

El Silencio acogió una degustación de mermeladas caseras. / Casimiro Moreno

Hubo otro rostro famoso, el de la cantante Soraya Arnelas, que el miércoles estuvo en Badajoz para amadrinar la iniciativa solidaria 'El baúl mágico', que hasta ayer ha estado recogiendo juguetes para los niños necesitados. Esta acción, que es el tercer año que se celebra, está organizada por el centro comercial El Faro, en colaboración con Cruz Roja Juventud.

Y, además, en Badajoz se habló mucho y bien de un noble. La Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País homenajeó la figura de Mariano Fernández-Daza, marqués de la Encomienda. Juan Carlos Moreno Piñero hablo de su vertiente jurista, Francisco Zarandieta, de su faceta investigadora, Juan Chamorro recordó su trabajo en el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo y Manuel Pecellín, se centró en su pasión por los libros. Su faceta más íntima la abordó su hija, Carmen Fernández Daza, encargada de cerrar el homenaje.

La semana tuvo además un momento muy dulce. El que vivieron los asistentes a la cata de mermeladas ecológicas caseras, del Cortijo de Sarteneja, que organizó El Silencio. Y además, Gene García, la voz de los Inlavabables, mostró su faceta plástica con la exposición 'Black Portrait', que inauguró ayer en la sala de exposiciones del edificio Siglo XXI, que podrá verse hasta el 25 de noviembre.