Hoy

«Hay más recursos para las víctimas, pero la seguridad total es imposible»

Filo Peláez, decana del Colegio de Abogados de Badajoz, preside desde hace cinco años la subcomisión de violencia sobre la Mujer del Consejo General de la Abogacía de España. En su opinión, «cada vez hay más recursos para proteger a las víctimas, pero la protección total es algo que no se puede garantizar», afirma esta letrada. «La policía ayuda mucho y suele estar alerta, pero tanto jueces como fiscales te dicen que es imposible proteger a la víctima al cien por cien, si bien hay muchas víctimas que se han salvado gracias a los recursos a disposición». Se refiere a dispositivos que van desde un sistema de aviso telefónico –Atenpro– a pulseras que se colocan en los agresores para que estén localizados y no puedan acercarse a la víctima.

En el caso que describe la vecina de Olivenza, que teme que su agresor vuelva a buscarla, Peláez subraya que en cuanto incumpla la orden de alejamiento esto supone un quebrantamiento de condena que mandaría al maltratador directamente a prisión, y además señala las últimas reformas legales, una de finales de 2015, gracias a la cual las víctimas de delitos tienen mucho que decir y son escuchadas no como un testigo más. Además, señala que en casos de violencia doméstica y de género cualquier novedad respecto a la ejecución de la sentencia es comunicada a la víctima.

Cada año se registran más denuncias sobre violencia de género por parte de mujeres. Para Filo Peláez esto no significa más agresiones sino que cada vez más mujeres dan el paso de acudir a una comisaría, según ella, «porque se ven más apoyadas por la sociedad y también porque hay más cobertura legal, por eso denuncian, para salir de la vida que llevan».

No obstante, a la decana de los abogados pacenses le sigue preocupando que la violencia machista siga asentada entre los adolescentes. «Sorprende que muchos jóvenes reproduzcan estereotipos de otras épocas y que las redes sociales las usen para tener un control absoluto sobre sus parejas», dice.