Hoy

Hasta junio se denegaron 61 medidas de protección en Extremadura, el 18%

En cuestiones relacionadas con agresiones a mujeres Extremadura tiene una tasa cercana a la media nacional. Por cada 10.000 mujeres, en la comunidad extremeña son víctimas de violencia de género 12,06 (la media nacional es de 14,18), una cifra alejada de la mayor tasa del país, que se da en Canarias (22,57). La menor está en La Rioja (8,08), según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) relativos al segundo trimestre de 2016.

En la estadística referida, Extremadura registró 663 denuncias por violencia de género (36.319 en España) en este periodo y 612 en el primer trimestre, lo que hace un total en los primeros seis meses de 2016 de 1.275 denuncias, 118 más que en el mismo periodo del año anterior.

Por otro lado, entre enero y junio se incoaron 325 medidas de protección hacia las víctimas, de las cuales dos no se admitieron. En estos seis meses 262 medidas de protección se resolvieron a favor y en 61 de ellas se consideró que no procedían y fueron denegadas (el 18,7% del total), según el Observatorio Contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.

Extremadura cuenta con un único Juzgado de Violencia sobre la Mujer en Badajoz, pero en todos los partidos judiciales hay Juzgados que se dedican a este tipo de asuntos. Además, existe una Unidad de Violencia de Género en la Delegación del Gobierno.

En noviembre del año pasado había en la región 1.555 mujeres protegidas por haber sido víctimas de violencia de género. Este estatus de protegida significa que, tras una sentencia judicial, a agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional o Policía Local se les asignan un grupo de mujeres de las que deben estar pendientes. Contactan a menudo con ellas y les dan información, por ejemplo, de si el agresor va a ser excarcelado.