Hoy

Acuaes retoma las obras del colector bajo el Puente de Palmas

vídeo

Los operarios reinician las obras para conectar los dos tramos del colector bajo el Puente de Palmas :: c. m.

  • La empresa espera acabarlas en dos meses y medio tras el parón para rediseñar la actuación bajo el monumento

Si el otoño no trae demasiadas lluvias, las obras del colector bajo el Puente de Palmas estarán terminadas en dos meses y medio. Los operarios retomaron ayer la actuación, tras más de un año parada. Desde Acuaes, la sociedad que gestiona la obra, indican que estará terminada a finales de año.

La obra quedó parada hace más de un año. La asociación Cívica criticó que el colector, tal y como estaba planteado, iba a cegar parte del tercer arco bajo el puente. Pidió a las administraciones que replantearan el proyecto porque impactaría en la visión final de la infraestructura. Hay que tener en cuenta que se trata de un Bien de Interés Cultural y tiene grado de protección A. Esta circunstancia hizo reaccionar a las administraciones ante las denuncias de la Cívica y plantearon la posibilidad de cambiar la idea inicial.

Así que Acuaes, la sociedad estatal que realiza estas obras, y el Ayuntamiento decidieron parar las obras hasta que Patrimonio de la Junta diera su visto bueno, lo que hizo el mes pasado.

El colector pasará bajo el tercer arco, como estaba previsto desde el principio, pero los técnicos han realizado una serie de cambios para suavizar el resultado. Esta alternativa se basa en desplazar la instalación a un lado y ocupar una altura inferior a la prevista inicialmente, algo que se conseguirá al colocar dos tubos en lugar del gran colector en este punto. De esa forma podrá ser más bajo y dejar más espacio al aire sobre la tubería por la que discurrirán las aguas fecales y pluviales.

Estas tuberías quedarán enterradas bajo un talud que se cubrirá de vegetación y se adecentará para que los viandantes puedan atravesarlo a pie o en bicicleta. Una vez que termine la obra será más parecido al parque del río que al Paseo Fluvial como estaba estructurado antes, dado que se va a dotar de senderos, zonas ajardinadas y un embarcadero que ya se puede ver.

La opción descartada

Durante el tiempo que la actuación estuvo parada, los ingenieros plantearon una segunda opción que quedó finalmente descartada. Consistía en derivar el colector al segundo y conllevaba una serie de inconvenientes. Principalmente, que requeriría una nueva tramitación que podría alargarse hasta dos años.

El proyecto hacía también referencias a un alto coste ambiental, la complejidad que conllevaría y su repercusión en el paseo fluvial entre los puentes de la Autonomía y de la Universidad. Obligaría a demoler parte del paseo existente y a desviar el colector actual, subirlo y traer nuevas bombas para que las aguas pasaran. Además, resultaba bastante más caro. Esta opción disparaba el importe hasta el punto de que la actuación se fijaba en 646.000 euros, mientras que la finalmente elegida costará 62.000 euros.

Hay que tener en cuenta que el proyecto está acogido a fondos europeos que urgen su finalización para poder usarlos.

Este colector forma parte de las obras de renovación de la red de saneamiento, que incluye la ampliación de la depuradora -prácticamente una nueva- que ya está en funcionamiento. Y de un colector más grande. Casi cuatro kilómetros en la margen izquierda y otros 800 metros en la margen derecha con tuberías más amplias que las actuales. El que atravesará el Puente de Palmas es uno de ellos. Con estos dos sistemas se calcula que Badajoz estará equipada para asistir a una población de 385.000 vecinos, más del doble de la actual.

La obra también incluye mejoras en los sistemas de las pedanías y dos tanques de tormenta, es decir, depósitos que reciben el agua de las lluvias y reducen la posibilidad de inundación.