Hoy

Recogen firmas para que la Barbería Blanco sea declarada Bien de Interés Cultural

Interior de la barbería Blanco
Interior de la barbería Blanco / HOY
  • La barbería Blanco lucha contra el desahucio intentando ser declarada por la Junta de Extremadura Bien de Interés Cultural

Responsables de la Barbería "Blanco" de Badajoz, una de las más antiguas que aún quedan en España y de Extremadura han iniciado una campaña de recogida de firmas a través de Internet para que el establecimiento sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Junta, lo que les permitiría no desaparecer.

Más Información

El objetivo de esta iniciativa, como ha declarado el dueño del negocio, José Blanco, es que no se lleve a efecto el próximo 9 de noviembre el desahucio que la constructora propietaria pretende realizar con el apoyo de una sentencia judicial.

Inaugurada en 1870, la barbería llegó desde el centro de la ciudad a su ubicación actual de la barriada de San Fernando en 1905, para instalarse junto a la Estación de Ferrocarril.

Según la Ley regional de patrimonio histórico, la Junta de Extremadura podría iniciar de oficio el proceso de su declaración como BIC, lo que serviría para que el establecimiento no fuera solo un negocio sino también un museo abierto.

Con esta decisión, tanto el bien inmueble como el mueble -la barbería- pasarían a formar parte del Patrimonio regional y, en concreto, de la ciudad, ha señalado Blanco.

Junto al material de barbería y peluquería que se conserva de décadas pasadas, o al gráfico y de documentos colgados en sus paredes, entre otros efectos, el valor añadido de esta barbería son sus testimonios.

La quinta generación de los Blanco tiene aún clientes de tercera y cuarta generación, abuelos y bisabuelos que reflejan día a día «lo que es y fue Badajoz".

"Un cliente de 87 años, que pisó por primera vez la barbería de la mano de su abuelo, me preguntaba el otro día qué dónde iba ahora a cortarse el pelo", ha manifestado José Blanco.

El desahucio se produce después de que Blanco no llegara a un acuerdo con la constructora propietaria del inmueble, una finca de 250 metros cuadrados de la que la barbería ocupa solo 60 metros cuadrados.

Blanco ha manifestado que la firma propietaria le obligaba a hacerse cargo de los 250 metros cuadrados y que solo por los 60 metros del local le pedía una cuota mensual de 700 euros.

Como ha explicado, esta barbería es la más antigua aún con vida de la Comunidad Autónoma y, probablemente junto con la "del 15" de Madrid, "de las más antiguas de España".

Sin embargo, y si no se remedia, podría tener los días contados, ha concluido.