Hoy

El Ayuntamiento contempla extender el carril bus a Fernando Calzadilla

vídeo

En la carretera de la Corte, junto al colegio, el tráfico ha ganado en fluidez. :: c. moreno

  • El viernes fue habilitado un nuevo tramo en María Auxiliadora y en las próximas semanas se actuará también en Enrique Segura Otaño

La Concejalía de Tráfico del Ayuntamiento de Badajoz ha puesto en marcha un plan para ampliar la red de carril bus de la ciudad. Las tres primeras actuaciones se han realizado en la carretera de Corte de Peleas (junto a las Escuelas Virgen de Guadalupe), en la avenida de María Auxiliadora (confluencia con Sinforiano Madroñero) y en la plaza de la Libertad (frente a Correos), pero los planes no terminan ahí y ya se analiza la posibilidad de habilitar un carril bus en Enrique Segura Otaño y otro en la avenida Fernando Calzadilla.

El concejal delegado de Tráfico, Germán López Iglesias, ha confirmado a HOY que la intención del Ayuntamiento es facilitar el paso de los autobuses y dar fluidez a la circulación, un doble objetivo que ya comienza a conseguirse en la carretera de la Corte.

En esta zona, los cambios introducidos a comienzos de curso provocaron el rechazo de varios empresarios que presionaron hasta conseguir que el carril bus sólo fuese habilitado en la acera que rodea al colegio.

Un mes después de concluir esa obra, quienes utilizan a diario esa calle han constatado que el tráfico ha ganado en fluidez a las horas de entrada y salida del colegio. A ello han contribuido los pivotes colocados en el centro de la calzada, que impiden dejar el coche en doble fila. Los padres también han apreciado una mejora en la circulación, pero denuncian que los autobuses circulan a excesiva velocidad junto al colegio.

Otro lugar en el que se ha actuado es la plaza de la Libertad, frente a Correos. Se ha creado un pequeño carril bus entre el Parking de Menacho y la avenida de Huelva para evitar que los autobuses sufran retrasos.

López Iglesias cree que las modificaciones que se están impulsando son efectivas y anuncia la inminente creación de nuevos carriles bus en algunas de las arterias más conflictivas de la ciudad.

Justo el pasado viernes, los operarios municipales pintaron un pequeño tramo de carril bus de unos 100 metros de longitud en la conexión de María Auxiliadora con Sinforiano Madroñero y donde antes había dos carriles ahora se han habilitado tres de 3,10 metros de ancho. «En ese lugar hay conductores que frenan de forma brusca porque se asustan al entrar en la glorieta y eso obliga al autobús a detenerse de golpe. Cada año hay cuatro o cinco viajeros que sufren caídas por este motivo dentro del autobús, algo que evitará el nuevo carril bus», asegura Julián Pocostales, gerente de la empresa Transportes Urbanos de Badajoz (Tubasa).

Una vez que han entrado en uso los nuevos carriles de María Auxiliadora y carretera de la Corte, la Concejalía de Tráfico planea ya la creación de carriles similares en dos avenidas que resultan clave para el tráfico de la ciudad.

Dos avenidas clave

La primera es Enrique Segura Otaño, donde el flujo de vehículos cambiará cuando la fuente de la Constitución comience a funcionar como rotonda. A partir de ese momento, el carril izquierdo casi quedará en desuso, puesto que los vehículos tendrán que rodear la glorieta por la derecha. Por esta razón se analiza la posibilidad de trasladar la zona de aparcamiento a la parte izquierda de la avenida y aprovechar el hueco que quedará libre en la derecha de la avenida para crear un carril bus que comenzará junto a El Corte Inglés y desembocará en la fuente.

En ese punto podría comenzar otro tramo de carril bus que conectaría la plaza de la Constitución con Juan Pereda Pila. En este caso todavía no se ha tomado la decisión y el Ayuntamiento está pendiente del proyecto de detalle que se ha comprometido a presentar Tubasa.

La idea es separar los dos carriles que van junto a las aceras (tanto el de subida como el de bajada) con unos pivotes de goma que impidan cambiar de carril. De ese modo, todos los vehículos que elijan el carril exterior tendrán que mantenerse en ese carril hasta llegar al cruce de la autopista salvo que hagan un giro a la derecha. Lo mismo le sucedería a los vehículos que circulasen entre Pereda Pila y la fuente por el carril más próximo a la acera, puesto que también estaría limitado con pivotes que impedirían cambiarse al carril central.

El objetivo de esa medida es eliminar los estacionamientos indebidos que ahora se producen casi de forma permanente en toda la avenida. «Si un vehículo parase, inmediatamente llegaría otro que comenzase a pitar porque los pivotes impedirían cambiarse al carril central», aventura López Iglesias. En la avenida de Colón también se va a crear un carril bus entre el colegio de Médicos y la parada de autobuses que hay junto al bar de los Alféreces.

Otra zona en la que se quiere actuar es la Ronda del Pilar. Tubasa propone que el carril bus tenga su inicio en el colegio Lope de Vega, pero en este caso el Ayuntamiento no va a aceptar la propuesta completa para evitar la eliminación de plazas de aparcamiento. Por esta razón, sólo se habilitará el nuevo carril en dos pequeños tramos y las plazas que desaparezcan serán compensadas con nuevos estacionamientos en la calle Rivillas y en la calle Estadium.