Hoy

Un quiosco de prensa se convertirá en el primer negocio de La Pilara

Un quiosco de prensa se convertirá  en el primer negocio de La Pilara
  • Los vecinos confían en que el Ayuntamiento lo adjudique y recuerdan que siguen sin autobús el fin de semana y sin una salida a pie a la ciudad

La urbanización de la Pilara podría contar con su primer negocio en breve. Al menos esa es la esperanza que tienen los vecinos después de comprobar que el Ayuntamiento de Badajoz ha colocado durante los últimos días un quiosco de prensa en la zona alta de esta joven barriada. Según cuentan, ese quiosco ornamental fue retirado de una esquina próxima a la parroquia de San José (Santa Marina) para ser llevado a una urbanización que a pesar de contar ya con cientos de vecinos sigue careciendo de un negocio que abastezca de los productos más básicos.

La encargada de informar sobre la llegada del quiosco ha sido Ángeles Nicolás, una vecina que se instaló en La Pilara hace ahora cuatro años. «Hay personas que dicen que no debemos quejarnos porque San Roque está a un paso, pero yo no tengo carné y cuando mi marido sale de casa no puedo moverme».

Su única opción para ir a comprar es subir al autobús que entra cada 60 minutos en La Pilara. Pero esa alternativa incluso desaparece durante el fin de semana, cuando deja de funcionar el transporte público.

Ángeles Nicolás confía en que el proceso que ha puesto en marcha el Ayuntamiento para adjudicar el quiosco pueda concluir con éxito, puesto que se convertirá en el primer punto de venta de la urbanización. «Los bloques de pisos no tienen locales y tampoco se ha construido ningún edificio de uso comercial», asegura.

El quiosco podría abastecer a la barriada de algunos productos básicos, con lo que se solventaría parcialmente uno de los problemas que presenta la urbanización. Pero esa mejora no colma las expectativas de los vecinos, que siguen insistiendo en la necesidad de contar con autobús urbano los sábados y domingos. «Dijeron que iba a comenzar a funcionar antes del verano, pero seguimos esperando», explica Nicolás.

Otro de los inconvenientes de la urbanización es la imposibilidad de salir de ella a pie. Desde el acceso a La Pilara hasta el restaurante McDonald's de San Roque apenas hay un kilómetro, pero cuando se desdobló esa carretera no se contempló la construcción de una acera que ahora facilitaría el acceso para quienes no disponen de vehículo.

Los vecinos también se van a dirigir al Ayuntamiento para pedirle que habilite una fuente de beber en el parque infantil que hay en la zona alta de la urbanización. «También deberían eliminar el hierro que quedó al descubierto cuando arrancaron una papelera. Un vecino ha colocado una tubería para evitar accidentes, pero no es solución». Por último, solicitan que el servicio de parques y jardines vuelva a segar las zonas verdes en lugar de desbrozarla, ya que ahora los restos de hierba no se retiran.