Hoy

Los pacenses celebran la Fiesta Nacional con las Fuerzas Armadas

Los pacenses celebran la Fiesta Nacional con las Fuerzas Armadas
  • Cientos de ciudadanos acuden a la glorieta Herrera Pombo, que se ha afianzado ya como la rotonda de la bandera

Fueron solo unos segundos, pero dos aviones del Ejército del Aire enfilaron ayer el Puente Real y sobrevolaron a los cientos de pacenses que se concentraron en la rotonda de José Luis Herrera Pombo, en la avenida de Sinforiano Madroñero, para arropar a las Fuerzas Armadas en la celebración de la Fiesta Nacional. Esos segundos fueron intensos y permitieron ver los dos aviones volar muy bajo durante el toque de oración. Este vuelo le dio un toque especial al acto, dado que no es habitual.

Es el segundo año que la ciudad celebra este acto en este punto, lo que afianza esta glorieta como la rotonda de la bandera, donde a diario luce la enseña de España. Varias filas de pacenses rodeaban la glorieta demostrando el cariño de la ciudad al Ejército y es que solo en la Base de Bótoa trabajan 4.000 personas, entre militares y personal laboral.

El alcalde, Francisco Fragoso, dijo hablar en nombre de la ciudad cuando expresó el reconocimiento al trabajo de los militares y el respeto que despiertan en la ciudad.

La delegada del Gobierno, Cristina Herrera, presidió un acto en el que participaron distintas secciones del Regimiento Saboya, el Ejército del Aire y la Guardia Civil, así como una representación del Cuerpo Nacional de Policía. El general jefe de la Brigada 'Extremadura' XI, Francisco Javier Dacoba, y el consejero de Economía, José Luis Navarro, entre otras autoridades presidieron la celebración.

La parada militar consistió en el izado de la bandera y el homenaje a los caídos, militares y civiles, un desfile de los miembros del ejército y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. A ellos también se sumó la atleta Marisa Martínez, la primera extremeña en participar en unos juegos olímpicos en Atlanta 1996. Ella leyó la glosa a la bandera durante el izado de la enseña. Después del acto se mostró emocionada y valoró la invitación que le habían hecho. Dijo sentirse orgullosa de que hayan contado con ella para este acto 20 años después de su paso por los Juegos Olímpicos. «Significa más en sí que lo que puedas ganar de una forma material», dijo. Al acto estaba también invitado el nadador paralímpico Enrique Floriano, aunque no pudo acudir.

Cataluña

La delegada del Gobierno, Cristina Herrera, aprovechó la ocasión para hacer un discurso con acento político. Abogó por la defensa de la unidad de España frente a aquellos «estamentos sociales y políticos cuyos dirigentes abusan de sus cargos de poder para saltarse la ley». «Nadie tiene derecho a decidir cuándo se puede burlar la ley» afirmó en una clara referencia a la situación política en Cataluña. Todos los cargos públicos «juran y prometen la carta Magna y no puede ser que algunos reniegan de ella». Dijo que «respetar a los ciudadanos con independencia de sus valores e ideología» es respetar la Constitución.

El general jefe de la Briz XI, Francisco José Dacoba, se dirigió también a los asistentes para decir que sentirse orgulloso de la patria y desear lo mejor para ella supone también desear el mejor proyecto de futuro para los hijos.