Hoy

El Festival de Teatro del López arriesga para atraer nuevos públicos

El Festival de Teatro del López arriesga para atraer nuevos públicos
  • El Ballet de Víctor Ullate abre un certamen por el que pasarán 17 compañías entre el 22 de octubre y el 4 de noviembre

El acoso escolar, la corrupción política, la protesta social, el colapso económico... El Festival de Teatro de Badajoz bebe de la realidad contemporánea y busca una evolución escénica.

Con ese afán se presentó ayer la propuesta para esta edición. 17 compañías -siete extremeñas- pasarán por el López de Ayala entre el 22 de octubre y el 4 de noviembre. Abre Víctor Ullate con un clásico, 'El amor brujo', y cierra la actriz extremeña Leonor Aunión con 'Julie' en el foso del teatro, un espacio alternativo para sesenta espectadores en el que se representarán tres obras los días de doble sesión (sábado 29 de octubre, miércoles 2 de noviembre y viernes 4 de noviembre). Una de las grandes apuestas de este festival es la presencia de jóvenes autores a los que merece la pena seguir, según explicó Miguel Murillo, director del López de Ayala. En esa hornada de creadores vanguardistas destacan, por ejemplo, Esteve Soler, con su 'Contra la democracia'. La obra escrita en catalán se ha interpretado en 17 idiomas y el viernes 28 será el estreno nacional en castellano en Badajoz a cargo del 'Teatro del Noctámbulo'.

José Vicente Moirón y Gabriel Moreno interpretarán este puzzle de siete pequeños relatos políticamente incorrectos sobre el engaño colectivo. Moirón agradeció ayer la predisposición del López a esta aventura tan arriesgada . El teatro, argumentó, también debe buscar una evolución, llegar a nuevos espectadores y un evento con casi cuarenta años de vigencia tiene capacidad para asumir estos retos.

El festival tiene una ocupación máxima de 10.000 espectadores y cada año se supera el 80% del total. El objetivo, explicó ayer Murillo, pasa por superar los 8.500 asientos vendidos del año pasado. Con esa intención traen propuestas como la de Esteve Soler o como la de Paco Bezerra, otro dramaturgo de cantera de reconocido talento gracias, en parte, a 'El pequeño poni' (martes 25 de octubre). Un texto sobre el acoso escolar basado en una historia real ocurrida en Estados Unidos hace dos años. En esa búsqueda de nuevos públicos también se apuesta por 'Danzad malditos' (domingo 30), una versión de la película de Sydney Pollack que se llevó el último Max al espectáculo revelación.

El Brujo, Pepón Nieto, Pepe Viyuela, María Adánez, Isabel Ordaz o Cuca Escribano también pasarán por el festival. Murillo mantiene la política de precios asequibles. La mayoría de las entradas se venden a doce y diez euros y el abono cuesta sesenta, la mitad para jóvenes y pensionistas. Las tres funciones en el foso salen a diez euros y los tres primeros días están fuera del abono. Tanto el espectáculo de Ullate, como el monólogo de Rafael Álvarez 'El brujo' y la versión de '12 hombres sin piedad' con 'El jurado' tienen entradas a 20 y 18 euros.

El acento internacional corre a cargo del Colectivo Teatro La Morera, de Uruguay. En 'No daré hijos, daré versos' (jueves 27) cuentan la vida de la poetisa Delmira Agustini, una de las grandes figuras de las letras uruguayas asesinada por su marido. El Centro Dramático Nacional presenta dos producciones y los alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura producen su reflexión sobre el papel de la prensa en la sociedad actual en 'El cuarto poder' el 4 de noviembre.