Hoy

El edificio de Hervás Piel en San Atón estará rehabilitado a finales de 2017

vídeo

Los trabajos de reforma del edificio de la plaza de San Atón comenzaron el 19 de septiembre. / J. V. ARNELAS

  • Los propietarios barajan entre explotarlo como hostal, apartamentos turísticos o en régimen de venta y alquiler

El edificio de Hervás Piel en la Plaza de San Atón, situado en la esquina con la calle San Sisenando, se destinará a uso residencial. Ese el punto en el que están de acuerdo sus cuatro propietarios, que comenzaron poniendo sobre la mesa en diciembre de 2014 la idea de transformarlo en un hostal, pero que ahora barajan otros usos, entre ellos el de explotarlo en forma de apartamentos vacacionales.

Esta casa es la más antigua de la plaza. Llama la atención porque tiene una altura menos que el resto de edificios, algo que cambiará con las obras que empezaron el pasado 19 de septiembre. Desde entonces, una cuadrilla de operarios realiza la que se considera una primera actuación en el proceso de rehabilitación de este edificio, y que consiste en llevar a cabo los trabajos necesarios de reforma y consolidación de su estructura.

Según explicó a este diario el jefe de obra, la instalación tiene lesiones de importancia. Por este motivo, se hará una consolidación a través de una estructura metálica suplementaria para que no haya problemas de grietas o fisuras ni en la fachada ni en su interior.

Asimismo, se levantará una planta más, que sería la tercera altura, además del bajo en el que se encontraba el local comercial de Hervás Piel. Con la obra, la altura de las cornisas se igualará a la de los pisos colindantes. Cuando se hizo público el proyecto, en diciembre de 2014, trascendió que los propietarios pretendían utilizar esta última planta como cafetería.

En esta primera actuación, que durará entre seis y ocho meses, se dejará el edificio con toda la parte exterior terminada y por dentro permanecerá vacío, a la espera de que los dueños definan su uso, que debe ser obligatoriamente residencial. El plan inicial contemplaba que en cada planta se construirían tres apartamentos, unos trabajos para los que el jefe de obra estima que serían necesarios unos ocho meses más. Si esa reforma se realizase justo tras acabar los trabajos de la primera actuación, la rehabilitación completa del edificio estaría terminada para finales de 2017.

Uso residencial

La idea inicial de transformar el edificio en un hostal parece que ha perdido fuerza frente a otras alternativas, como el alquiler y la venta de apartamentos o los alquileres vacaciones. Esta última opción se ha convertido en una tendencia global gracias a páginas web como Wimdu o Airbnb, donde pueden reservarse apartamentos para turistas incluso por una única noche.

Para decantarse por una de las alternativas, los propietarios han encargado un estudio económico y de mercado. El edificio tiene cuatro dueños: la empresa propietaria del local comercial, una compañía de Olivenza y dos particulares.

Temas