Hoy

AUGC Badajoz pide que la Guardia Civil no acepte regalos el día de su patrona

La Guardia Civil celebrando el día del Pilar
La Guardia Civil celebrando el día del Pilar / HOY
  • La Asociación Unificada de Guardias Civiles asegura que esta práctica podría derivar en una especie de impuesto revolucionario

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno en Badajoz que de las instrucciones necesarias para que los funcionarios del cuerpo no acepten regalos ni dádivas con motivo de la festividad de su patrona.

Este colectivo ha pedido que los responsables recuerden a los agentes que los regalos están prohibidos a todo funcionario público.

Además, según ha recordado, el reglamento de la institución prohibe aceptar dádivas y regalos, una "rémora arraigada desde tiempos remotos, cuando los guardias civiles iban a pie o a caballo pidiendo de comer en los cortijos de señoritos".

Entonces, los guardeses les daban de su misma comida, en una España en la que "las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tenían sueldos penosos", según la AUGC.

"Hoy día, por suerte, los funcionarios que pertenecen a la Guardia Civil tienen un sueldo digno que les da para comer y, por supuesto, para celebrar este día acompañados de familiares y amigos", ha subrayado la asociación.

AUGC ha expresado que la práctica de aceptar regalos podría derivar en un "impuesto revolucionario". Es decir, empresas y particulares pagan para posteriormente "no ser sancionados si comenten alguna infracción".

A veces, estos regalos llegan a las dependencias oficiales de manera nominativa, ya que ha asegurado que hay casos "habidos y por haber" de jamones, cajas de vino o aceite para jefes de Comandancia, de Zona, capitanes de compañía y sargentos de puesto.

Regalos que a veces "se pierden", con lo que se forma un "revuelo tremendo" para encontrar el producto que estaba destinado para el "jefe de turno", con el resultado de que "se señale con el dedo" a algún guardia, ha advertido la AUGC.

La asociación ha demandado una Guardia Civil "moderna e independiente".