Hoy

El desdoblamiento de la carretera de Sevilla respeta las siete rotondas prometidas

  • La actualización del proyecto mantiene la construcción de estas glorietas para reordenar los accesos a las fincas

El trazado cambia para afectar a menos viviendas, pero sigue siendo muy parecido al que se planteó hace ya ocho años. Así se desprende del proyecto, que se ha aprobado provisionalmente y se encuentra en periodo de información pública.

El Gobierno central recupera el desdoblamiento del acceso a la ciudad por la carretera de Sevilla y construirá las siete rotondas prometidas para ordenar el tráfico que se dirige a las fincas y urbanizaciones colindantes. Se crearán también vías de servicio a ambos márgenes de la carretera. El proyecto abarca duplicar la carretera desde el kilómetro 1,5 hasta el 4,5 y reordenar los accesos en todo ese tramo y hasta el punto kilométrico 10.

El Ministerio de Fomento ha impulsado ahora la iniciativa, tras recogerla en los presupuestos de 2015. Tiene un importe de 21 millones de euros (con el IVA incluido). En realidad, este proyecto se aprobó en 2008, aunque no se llegó a hacer. Ahora, el Ministerio lo ha recuperado y ha tenido que actualizarlo debido a los cambios en las normas durante estos años. Las modificaciones que se han introducido pretenden minimizar las afecciones a las propiedades colindantes de las que se expropiará parte. Es decir, para expropiar menos o para que estas afecten lo menos posible a las residencias.

Así, la actualización del trazado conlleva variaciones en las primeras expropiaciones aprobadas en 2008. Es por ello que las expropiaciones vuelven a someterse al periodo de información pública. En la edición de HOY del pasado miércoles 28 de septiembre aparecen las 117 órdenes de expropiación con los cambios.

La obra se divide en dos tramos. El primero abarca desde el kilómetro uno hasta el 4,6. En este tramo se construirán cuatro rotondas y vías de servicio en ambas márgenes para organizar los accesos a las propiedades colindantes. El informe recoge la canalización de unos cien metros del arroyo Rivilla, entre los kilómetros 3,6 y 4,8 en la margen derecha, así como la construcción de un puente en un camino afectado por la obra.

Hay que tener en cuenta que en este punto se unirá en el futuro la Ronda Sur, la circunvalación que unirá el casco urbano de Badajoz para enlazar las carreteras de Olivenza, Valverde, Sevilla y La Corte de Peleas hasta acabar en la autovía N-V.

El otro tramo abarca desde ese punto kilométrico 4,6 hasta las inmediaciones del kilómetro 10. En este tramo se reordenan los accesos mediante vías de servicio que conectan con otras tres glorietas de nueva edificación. En los dos tramos se rehabilitará el firme y se extenderá el nuevo firme hasta el kilómetro 10,5.

El alcalde mostró ayer su satisfacción por el impulso que ha recibido el proyecto, ya que ha sido una de las reivindicaciones que ha reclamado en Madrid desde que llegó al cargo. De hecho, fue una de las primeras peticiones que realizó a la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, en mayo de 2013, dos meses después de suceder a Miguel Celdrán. En ese encuentro le pidió que el Ministerio mejorara los accesos a la ciudad y posteriormente ha insistido en esta petición. Ayer agradeció también las reivindicaciones en Madrid de la delegada del Gobierno, Cristina Herrera.

Francisco Fragoso cree que las obras pueden salir a concurso próximamente. Explica que el proyecto estará un mes en exposición pública y que paralelamente las administraciones cuentan con dos meses para que puedan presentar sus alegaciones. Una vez que pase este periodo podría salir a concurso. «En definitiva, estamos en una fase que nos permite poder licitar la obra», señaló.