Hoy

Arte con tecnología pokémon

  • Tres pacenses exponen una colección de dibujos serigrafiados que cobran vida con la realidad aumentada

Los que saben de costura dicen que el filtiré es una técnica de bordado donde se pinta con la aguja. Ese era precisamente el nombre que la abuela del artista pacense Juber Molano daba a sus dibujos. «Hijo mío, 'arrecoge' los filtirés que nos vamos a dormir», le decía por la noches cuando lo veía pintando en la mesa. Dos décadas después, esos dibujos en blanco y negro hechos a plumilla se han convertido en ilustraciones serigrafiadas conectadas a un relato y 'Filtirés' es ahora el prometedor proyecto de tres pacenses que se expone estos días en la Sala Chimenea.

Ellos son Juber Molano, un informático que dejó su trabajo para dedicarse a lo que realmente le había gustado siempre, el arte. Él es el alma máter de 'Filtirés', ya que de los dibujos que comenzó a hacer por el año 1995 han salido las ilustraciones de su colección. «Son como las pinturas rupestres, dibujos sencillos en dos dimensiones pero que transmiten mucho», explica. Él se encarga del trabajo manual de dibujo con tinta sobre el papel.

Artístico, educativo y social

El proceso digital está en manos del diseñador gráfico Álvaro Indias. Y juntos llevan a cabo el proceso de serigrafía artística: cada ilustración se insola, se tinta y se estampa sobre papel reciclado haciendo una serie numerada y limitada de 37 copias. El último eslabón lo hace Chesku Jiménez Andrade, autor de las historias de doscientas palabras que están conectadas a cada ilustración.

Porque Filtirés es un proyecto que, como describe Molano, no es solo artístico, también es educativo y social. Educativo porque cada cuadro, a través de un código Bidi que se rescata con el teléfono móvil, cuenta una historia con la que pretenden educar en valores mediante la crítica, el humor o la moraleja. Así se puede descubrir que detrás de la serigrafía de 'Los Cotillas' hay un mensaje sobre la inmigración y a través del 'Dragón tentetieso' recordar que por muchos vaivenes que te dé la vida, siempre hay que levantarse. Y social porque el siete por ciento de todas las ilustraciones que venden lo destinan a una acción social.

Pero además, 'Filtirés' tiene también una vertiente tecnológica. Y es que combina la serigrafía, que es una técnica milenaria de impresión que consiste en dejar pasar la tinta por telas de seda, con la realidad aumentada, lo último en tecnología que superpone objetos virtuales sobre una imagen real a través de la pantalla de un dispositivo móvil. Con esto logran ofrecer además de la exposición física de ilustraciones enmarcadas, una experiencia virtual, donde sus dibujos cobran vida gracias al uso de la misma tecnología que emplea el exitoso juego de 'Pokémon Go'.

Álvaro Indias explica su funcionamiento: «En la exposición puedes escanear un dibujo de nuestra serie de personajes con una aplicación móvil y automáticamente te aparece en el teléfono móvil en tres dimensiones, y puedes interactuar con él, cambiarle de tamaño, darle vueltas, echarte fotos con él y compartirla en redes sociales». «Lo que hemos conseguido con la realidad aumentada, es que los personajes de nuestras ilustraciones cobren vida virtualmente», añade Molano.

Junto a sus ilustraciones de personajes, en la exposición también puede verse una muestra de su colección 'Cities', dibujos con su personalísimo sello sobre monumentos de Badajoz como la Alcazaba, Puerta de Palmas o las Tres Campanas. Estas ilustraciones también incorporan un código de lectura Bidi, que escaneado con un dispositivo móvil te lleva hasta una web que ofrece contenido histórico, artístico y turístico de cada monumento.

La exposición de 'Filtirés' puede visitarse hasta el próximo día 7 de octubre en la Sala Chimenea, integrada dentro del Espacio Convento, en horario de 18 a 21 horas. Después, viajarán a Mérida donde expondrán en enero del año próximo.