Hoy

A Borruel: «No se puede parar la ciudad por un cabreo personal»

El alcalde tendió ayer la mano al portavoz de Ciudadanos, Luis García-Borruel, después de que este prácticamente haya roto las relaciones con los populares tras la última sesión de Pleno. García-Borruel se sintió ofendido.

Fragoso dijo ayer que no se le caerían los anillos por disculparse si realmente entendiera que ha ofendido a alguien, pero insistió en que no ve el motivo. Dijo haber visto la sesión en varias ocasiones e invitó públicamente a Borruel a que ambos revisen juntos la sesión con el objetivo de aclarar las palabras. «Me es imposible pedir perdón porque no sé en qué le he ofendido... Pudimos tener un debate bronco, pero no puede ver la mota en mi ojo y no la viga en el suyo».

Fragoso valora que los acuerdos entre PP y C's «han sido satisfactorios para la ciudad: planes de impulso, presupuestos, la inversión en luces leds, estabilidad en la ciudad... que me parece que es lo importante. La ciudad se juega mucho más que un cabreo personal. Las personas resuelven sus problemas hablando», dijo. «Nuestra relación es buena para la ciudad, lo ha sido y lo tiene que seguir siendo, creo que lo tenemos que resolver de forma razonable».

Borruel argumentó que además del Pleno considera que el Gobierno local no le facilita la información que pide e incumple los acuerdos a los que llega con él, ya que no ha convocado varias comisiones para analizar el contrato con FCC o Aqualia.

Consulta en las pedanías

Por otro lado, el alcalde también se refirió a la próxima consulta en las pedanías para elegir a su alcalde. El PP quiere que se elija por mayoría absoluta y la oposición por mayoría simple. Fragoso recordó que convocará la consulta obligado por el pacto con Ciudadanos, pero que la persona que se elija será su delegado y que en función de quien sea, le delegará más competencias o menos.