Hoy

El economato colaborará con alimentos especiales

Poco a poco, el economato va ampliando también el radio de acción a pesar de que solo lleva tres años funcionando. Para este curso, por ejemplo, han puesto al 50% del precio habitual material escolar para que las familias con niños en edad escolar a las que atienden puedan aligerar la factura de septiembre.

Y con la intención de seguir creciendo, se han propuesto colaborar con asociaciones de pacientes que necesitan alimentos especiales para ayudar a los que tienen más dificultades económicas en estos momentos.

Los alérgicos a la lactosa o los celiacos tienen que soportar un gasto extra porque los alimentos específicos son más caros. El interés del economato pasa por hacerlos más accesibles a las familias con pocos recursos que tienen además que convivir con estas patologías.

También han ido creando una red con otros negocios como una óptica o una clínica dental que igualmente cobran la mitad a los beneficiarios del economato.

El economato nació en lo más profundo de la crisis y empezó centrándose en alimentos básicos hasta que ha ido sumando servicios de precios bajos.

A principios de año tuvieron que cerrar dos meses hasta que se trasladaron desde San Fernando hasta una nave del Polígono El Nevero.