Hoy

vídeo

Los Jardines de la Galera aocgen diferentes actuaciones, entre ellas una muestra infantil de danza oriental

La cultura árabe invade el Casco Antiguo

  • La plaza Santa María se llena de niños que participan en los talleres infantiles mientras que el público general se reparte hasta la Alcazaba

  • Almossassa lleva al centro de la ciudad sonidos, olores y sabores de oriente para celebrar su fundación

Es una fiesta que despierta todos los sentidos. La Plaza Alta y sus aledaños se han convertido en el escenario principal de Almossassa, una cita con la que los pacenses conmemoran la fundación de Badajoz y que cada año amplía espacio y actividades.

En esta edición el evento ha incorporado la plaza del Reloj, frente al Museo Arqueológico, como parte de este particular zoco que ha invadido el Casco Antiguo durante el fin de semana.

Ayer sábado multitud de vecinos visitaron este recinto en el que pueden disfrutar de los olores, sabores y sonidos árabes. En esta ocasión, el público se reparte desde la Alcazaba hasta la Plaza Santa María y desde la Plaza San José hasta los Jardines de la Galera. Durante todo el recorrido se suceden los puestos de ropa, complementos y accesorios en los que se pueden comprar perfumes, jabones, cremas o velas aromáticas, prendas de cuero, abalorios o artículos de decoración con detalles orientales. En la zona de comida se puede degustar cuscús o tabulé, entre otros platos. El té moruno tampoco falta.

Las agradables temperaturas animaron a muchos a sumergirse en esta celebración desde la noche del viernes. De hecho, debido a la gran afluencia de público el horario de apertura del mercado se amplió hasta la 1 de la madrugada. A esa hora también cerraron las barras.

Uno de los espacios más frecuentados por los más pequeños durante la jornada de ayer sábado fue la plaza Santa María, donde los niños encuentran animación, diversas actividades y juegos. En las carpas instaladas junto al Museo de la Ciudad Luis de Morales pueden aprender a tejer con lanas, diseñar y decorar una armadura hecha de cartón, elaborar una lámpara de papel, hacer trenzas con hojas de palma o tallar su propio colgante de madera.

«A los chavales les encanta. Ellos se entretienen mucho y se relacionan con otros chicos de su edad. Es positivo promover este tipo de manualidades porque con ellas se fomenta su creatividad, entrenan su capacidad de concentración y mejoran su psicomotricidad. Muchos padres se sorprenden al ver que a sus hijos les gusta y se les dan bien este tipo de tareas», explica Félix Vaquero, de la asociación Lizo para la Conservación y Promoción del Telar.

Los animales llaman la atención de los más pequeños, que aprovechan para fotografiarse con serpientes y búhos

Los animales llaman la atención de los más pequeños, que aprovechan para fotografiarse con serpientes y búhos / J.V. ARNELAS

Uno de los talleres más demandados por el público infantil es el dedicado a la cocina, donde les enseñan a hacer postres árabes. Ayer se pudieron ver colas en el Museo de la Ciudad para poder participar en esta iniciativa. «Los programas de televisión de cocina han puesto muy de moda el tema. A los niños les encanta manipular alimentos y elaborar sus propios platos. Me parece estupendo que organicen estas actividades porque es una manera de aprender de una forma lúdica y divertida qué es Almossassa y que se conmemora durante esta fiesta», señala Lorena González, que se acercó con su hermana Lucía de 8 años a los puestos instalados en la plaza Santa María, donde también hay atracciones como una noria y un barco.

Los animales son otro atractivo de la cita. Los visitantes no quieren perder la oportunidad de fotografiarse con una serpiente al cuello o junto a un búho real. En la Alcazaba se ubica el campamento árabe en el que hay una exposición de aves rapaces. En una de las carpas se pueden contemplar águilas y halcones. En este espacio también se desarrollan talleres de esgrima y alfarería.

Las actuaciones en los Jardines de la Galera conforman otro de los puntos fuertes del programa de esta edición de Almossassa.

Además de la representación de la obra de teatro 'Muassasa', este fin de semana ha acogido un concierto, se han realizado muestras de danza oriental y se han celebrado cuentacuentos en los que se han narrado historias de oriente para los más pequeños. Muchas personas que llegan hasta este espacio verde para disfrutar del espectáculo se acercan hasta el tramo recién rehabilitado de la Alcazaba para conocer su nuevo aspecto.

El pasacalles y los grupos de animación también llevan el ambiente árabe hasta la Plaza Alta y su entorno. Los visitantes, móvil en mano, aprovechan la ocasión para tomar fotografías a las bailarinas, los luchadores o los malabaristas.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para hoy se espera un día similar al de ayer, con cielo despejado y temperaturas agradables. El mercado, el campamento y la zona de talleres continuarán abiertas durante este domingo. También hay programado un concierto de la Banda Municipal de Música en los Jardines de la Galera a partir de las 19 horas.