Hoy

El juez Ángel Estévez recibe la medalla de plata al mérito penitenciario

Ángel Estévez, Pilar Nogales, Cristina Herrera y Cesáreo Montero.
Ángel Estévez, Pilar Nogales, Cristina Herrera y Cesáreo Montero. / HOY
  • El magistrado de vigilancia penitenciaria de Badajoz y Cáceres recibe el reconocimiento de manos de la delegada del Gobierno en Extremadura

La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, presidió ayer el acto de celebración de Nuestra Señora de la Merced, patrona del Centro Penitenciario de Badajoz, durante el cual fue entregada la medalla de plata al mérito social penitenciario al juez de vigilancia penitenciaria Ángel Estévez Jiménez.

También se hizo entrega de menciones honoríficas a los seis funcionarios que este año cumplen 25 años trabajando en instituciones penitenciarias: María Florentina Mariscal Yuste, Juan Luis Nieto González, José Fernando Rebollo Gutiérrez, Francisco Julián Mora Machado, Cristóbal Muñoz Castillo y Antonio Gil Larios, así como de un diploma al subdirector de tratamiento del centro penitenciario pacense, Víctor Monjo Torres.

«Este reconocimiento os debe servir para entender que vuestro esfuerzo ha sido admirado y valorado por el resto de la sociedad», les trasladó Cristina Herrera en un acto que contó con la presencia del director del centro penitenciario de Badajoz, Cesáreo Montero de Espinosa, y la directora general del IMEx, Elisa Barrientos, entre otras autoridades civiles, mandos militares, autoridades eclesiástica y miembros de la judicatura, informó Europa Press.

Cercanía y comprensión

En el acto intervino Cesáreo Montero de Espinosa, quien dijo que la distinción concedida a Ángel Estévez es una condecoración «más que merecida» por el trabajo que realiza este juez con los internos de las cárceles de Cáceres y Badajoz.

Ángel Estévez se mostró muy feliz tras recibir la medalla y agradeció el apoyo que recibe de los directores de las dos prisiones extremeñas.

También destacó el trabajo que realizan todos los funcionarios que trabajan en el juzgado de vigilancia penitenciaria y dijo que el reconocimiento no es suyo, sino de todos los que trabajan en su juzgado.

El juez de vigilancia penitenciaria se mostró agradecido con todas las personas que le apoyan en su tarea y agradeció que con esta medalla se valore el trabajo que realiza diariamente desde que hace 16 años se hiciera cargo del juzgado. «Sin lugar a dudas es un espaldarazo para seguir esforzándome», confesó ilusionado.