Hoy

Badajoz, Mérida y Navalmoral han sido escenario de importantes alijos

La operación que ayer desarrolló la Guardia Civil no es la primera de alcance que se realiza en la ciudad contra el tráfico ilegal de tabaco. En junio fueron detenidas tres personas, también en Badajoz capital, después de que fuera hallado otro alijo compuesto por 633 kilos de strips (trozos pequeños de las hojas de tabaco obtenidos después de quitar las fibras) y picadura de tabaco, 1.077 cigarrillos, cuatro máquinas de picar y dos entubadoras para fabricar los cigarrillos. Todo ello fue valorado en 100.000 euros.

En aquel caso, las investigaciones comenzaron en octubre de 2015 y se centraron en una familia que se dedicaba a la fabricación de cigarrillos para su venta. Igualmente suministraban tabaco picado en bolsas de un kilo.

Los investigadores localizaron entonces dos domicilios en los que se realizaba la actividad así como otro local en el que otra persona sin relación con los anteriores se dedicaba a la misma actividad.

En marzo de este año también fueron decomisados 1.964 kilogramos de tabaco en Mérida y se detuvo a varias personas, mientras que en la primavera de 2015 fueron localizadas 5,5 toneladas de tabaco en Navalmoral de la Mata. Todas estas operaciones tratan de erradicar una práctica que tiene un alto coste fiscal para el Estado.