Hoy

Badajoz se convierte en capital mora

vídeo

Las bailarinas y la música animan el zoco / J.V. ARNELAS

  • Almossassa dio comienzo ayer con la vista puesta en conseguir el título de Fiesta de Interés Turístico Regional

El té moruno, los dulces con miel y la artesanía de cuero han tomado la Plaza Alta y sus aledaños. Almossassa abrió ayer su mercado árabe, que seguirá hasta mañana con un programa de actividades para todas las edades. Esta edición se celebra con la vista puesta en lograr el título de Fiesta de Interés Turístico Regional, una solicitud que ya ha enviado el Ayuntamiento a la Junta de Extremadura.

Hasta que llegue el nombramiento, este fin de semana se desarrollará entre danzas del vientre y vuelos de águilas. Las bailarinas y los cetreros llenaron el corazón del Casco Antiguo. La música y la animación siguen hoy y mañana, cuando también se podrá ver la obra de teatro Muassasa, oír poemas, ver espectáculos infantiles, disfrutar de conciertos y realizar visitas guiadas.

La fiesta toma el centro, entre la plaza de Santa María y la Alcazaba. El mercado árabe se extiende ya entre las plazas Alta y de San José, así como las calles Encarnación, Moreno Zancudo y Castillo. El zoco cuenta con 150 puestos de artesanía. Jabones, bisutería, pasadores, ropa y marroquinería están entre las cosas que se pueden comprar. Todo con aires árabes.

Por primera vez, han desplegado un campamento en la plaza del Reloj, junto al Museo Arqueológico. Allí se pueden ver exposiciones de armas, armaduras e instrumentos musicales. Aquí se desarrollará un taller de alfarería y otro de esgrima.

Los conciertos y las representaciones teatrales se desarrollarán en los jardines de La Galera. Por todos estos sitios se verán pasacalles y actuaciones.

Aunque los niños disfrutan por todo el recorrido, la zona infantil se ubica en la plaza de Santa María, que es la zona reservada a los pequeños. Allí se podrá aprender a crear una lámpara decorativa, realizar tallas de madera y piezas de esparto. En el taller de telares enseñan a realizar mandalas. El más dulce de todos es el taller de repostería árabe, que es para niños a partir de siete años y se celebra dentro del Museo de la Ciudad. Hay también atracciones.

Con el objetivo de integrar las barras en el mercado, este año se localizan en la calle Encarnación, a la altura de la Plaza de Santa María, en la plaza del Reloj y la plaza de San José. Están gestionadas por entidades sin ánimo de lucro. Dos de ellas por agrupaciones del Carnaval y la tercera por la Hermandad de la Soledad.

Si todo esto no es suficiente, los que se queden con ganas de celebrar el pasado árabe pueden continuar el próximo fin de semana. Marvao celebrará entonces su fundación por parte de Ibn Marwan. Por este motivo, su alcalde, Víctor Fructuoso, acompañó ayer al regidor pacense durante la inauguración y recorrido del zoco.

Este mercado y las barras estarán abiertos hasta las once de la noche. Pero los bares tiene permiso para extender sus veladores hasta las tres de la madrugada, lo que supone una prórroga de media hora sobre el cierre habitual. De esta manera, el Ayuntamiento atiende la petición de los vecinos del centro agrupados en la asociación contra el ruido Espantaperros. Los hosteleros, por su parte, habían pedido que la ampliación durará hasta las cinco de la madrugada. El Ayuntamiento ha recordado esta semana que el botellón está prohibido en toda la ciudad salvo el recinto ferial, motivo por el cual las tres barras se han incluido en distintos puntos del mercado.