Hoy

Atascos en el día sin coches

Los desplazamientos en bicicleta fueron la excepción en la jornada de ayer. :: c. moreno
Los desplazamientos en bicicleta fueron la excepción en la jornada de ayer. :: c. moreno
  • Pese a las acciones para fomentar el uso de bicis y el transporte público gratuito, los coches embotellaron avenidas y colegios

En el día sin coche, que se celebró ayer en todo el mundo, en Badajoz los coches no perdieron su protagonismo. Las acciones para fomentar el uso del transporte público y las bicicletas y la invitación a dejar el coche en casa fueron desoídas por los pacenses, que mayoritariamente siguen eligiendo el coche propio para desplazarse por la ciudad.

La entrada y salida de los colegios, las dobles filas en Juan Carlos I, Ricardo Carapeto, Avenida de Europa, Fernando Calzadilla o Sinforiano Madroñero y los embotellamientos en la conocida como la 'autopista' o el Puente Real, que son puntos calientes del tráfico en la ciudad no se dejaron seducir por la jornada que apostaba por moverse por Badajoz sin contaminar.

«¿El día sin qué? ¿Eso qué significa, que había que dejarse el coche en casa? Pues no habríamos llegado al colegio, con lo que nos cuesta arrancar por la mañana si viniéramos andando no llegaríamos nunca». Así reaccionaba Iván Vázquez, que regresaba para quitar su coche de la doble fila tras dejar a su hija en el colegio.

Como él, muchos pacenses desconocían que ayer era una jornada que intentaba concienciar a los ciudadanos de las virtudes saludables y medioambientales de evitar el coche para moverse por la ciudad. Y, muchos se enteraron de la celebración del día del coche porque todos los autobuses urbanos anunciaban que podían subirse a ellos gratis entre las diez y las cuatro de la tarde de ayer. Esta fue una de las iniciativas del día, que tuvo su calado. «Voy al Infanta a ver a un familiar y me he encontrado con la sorpresa de que el autobús es gratis. Me parece muy bien, deberían hacerlo más días», decía Loli Cabezas, que esperaba en la parada de la plaza de la Libertad.

Julián Pocostales, gerente de Tubasa, valoraba ayer que la iniciativa «está funcionando bastante bien y hay líneas colapsadas como la 9, la 5 y la 18». Él daba un dato muy revelador: «Es muy buena iniciativa, que se debe hacer una vez al año para recordar que los autobuses están y siguen dando servicio, porque un autobús medio lleno equivale a 30 coches medio llenos».

Los ciclistas, la excepción

Sara González sí se movió ayer en bicicleta, pero no como algo excepcional, sino porque a diario va a trabajar pedaleando. La joven pacense se declara «ciclista urbana» y confiesa que «hace año y medio decidí no volver a coger el coche para venir a trabajar, así hago ejercicio todos los días, no gasto dinero en gasolina y llego al trabajo con mejor humor, porque antes llegaba ya estresada de buscar aparcamiento».

Los ciclistas urbanos como Sara González son aún minoritarios en Badajoz, pese a la apuesta en los últimos años por fomentar los desplazamientos en bicicletas con el aumento de los carriles bicis, la puesta en marcha del servicio municipal de alquiler 'Biba' y la instalación de aparcamientos en edificios públicos.

Que fue una jornada de tráfico habitual lo atestiguaban también los aparcamientos privados de la ciudad y los gestionados por Adeba, que registraron el mismo volumen de vehículos que cualquier otro día. «Aquí hay los mismos coches. Ahora mismo puede haber unos 240, que es lo que solemos tener los días de diario», confirmaba Marcial González Sánchez, trabajador del parking Menacho. En el de San Atón, sin embargo, sí habían notado una menor ocupación. Su encargado, Francisco Fernández, comentaba que si la media de coches en horario de mañana era de 140, ayer rondaba el centenar. «Esta un poco más flojo y lo achaco al día sin coche porque otra explicación no tiene», valora.

Temas