Hoy

El Ayuntamiento quiere fijar la ampliación de los bares por fiestas en un protocolo

  • Pretende así que los empresarios conozcan los horarios con anterioridad y puedan organizarse, así como evitar enfrentamientos con los vecinos que existen en la actualidad

Que cada fiesta tenga un horario marcado para el cierre de los bares. Es el objetivo del protocolo que elaborará el Ayuntamiento. Pretende así que los empresarios conozcan los horarios con anterioridad y puedan organizarse, así como evitar enfrentamientos con los vecinos que existen en la actualidad. Y fijar las horas teniendo en cuenta todas las opiniones. «Se marcarán así las fiestas importantes, como Los Palomos, Semana Santa y los Carnavales. Cada fiesta tendrá su hora determinada», explicó el primer teniente de alcalde, Germán López. De todas formas, no todas las celebraciones conllevarán una ampliación del horario.

El Ayuntamiento pretende que «cada bar cierre a su hora y coloque los veladores que tiene autorizados». El incumplimiento de ambas cosas genera ruido y denuncias a la Policía Local.

Este fue uno de los asuntos que se ha tratado esta semana en la constitución de la Mesa del Ruido. Este órgano asesor del Ayuntamiento y no vinculante contó con la asistencia de representantes vecinales, hosteleros, comerciantes y carnavaleros, así como de los partidos políticos. Pero no asistió la Plataforma contra el ruido Espantaperros, que es actualmente la más activa en la lucha por el descanso en el Casco Antiguo porque no habían recibido la convocatoria. «Ellos se quejan, y yo los entiendo, de la cantidad de gente que hay en la calle todos los días por la noche, de los incumplimientos de los horarios de cierre».

Germán López dijo que el Ayuntamiento va a elaborar un nuevo mapa del ruido de toda la ciudad.