Hoy

Los bares de la ciudad abrirán solo media hora más este fin de semana

Animación en las calles de Almossassa. :: hoy
Animación en las calles de Almossassa. :: hoy
  • Los hosteleros podrán alargar su horario hasta las tres o las seis de la madrugada coincidiendo con Almossassa

Los bares solo alargarán su horario de cierre media hora más este fin de semana, coincidiendo con las fiestas de Almossassa. Podrán hacerlo todos los establecimientos hosteleros de la ciudad. De esta manera, los que cerrarán antes lo harán a las tres y los últimos tendrán que hacerlo a las seis de la madrugada, que son las discotecas.

Esta ampliación está concedida por la Junta de Extremadura, aunque es un informe del alcalde el determinante para la autorización. La junta local de seguridad apoyó ayer la propuesta municipal y la autorizó. De esta manera, el Consistorio atiende la petición de la plataforma contra el ruido Espantaperros, formada por vecinos, que había pedido que los bares cerraran a las tres. Los empresarios, por su parte, habían pedido que les ampliaran hasta las cinco de la madrugada.

Germán López, primer teniente de alcalde, reconoció ayer que «a los hosteleros les parecerá poco y a los vecinos les parecerá mucho. Esta decisión es para que todo el mundo pueda convivir». Además, pidió a los empresarios que respeten los horarios para «educar al colectivo que sale más tarde con el fin de que vaya a los veladores antes».

El mercado medieval de la Plaza Alta y sus aledaños abrirá de 11 a 23 horas. De esta manera, una vez que hayan cerrado los puestos, aún quedarán cuatro horas para disfrutar de los veladores. Por otro lado, las tres barras de la fiesta cerrarán a la una de la madrugada, dos horas antes que los bares. Estas barras se ubicarán en las plazas de Santa María, San José y la del Reloj, junto al Museo Arqueológico. Con estas ubicaciones se pretende evitar las concentraciones y el botellón. El botellón está prohibido en el entorno, solo se permite ya en el recinto ferial.

El Ayuntamiento se está tomando en serio las peticiones de los vecinos. Germán López reconoció que un juzgado de instrucción de la ciudad ha requerido información al Ayuntamiento sobre su acción contra el ruido. No ha sido el único. Han recibido muchas reclamaciones de particulares de forma directa al Ayuntamiento, al igual que distintos requerimientos por parte del Defensor del Pueblo.

Germán López dijo que todos los días hay bares que incumplen los horarios y la Policía Local los denuncia. Los agentes vigilan la hora de cierre y la licencia de veladores. Cerrar más tarde de la hora estipulada y poner más veladores de los autorizados genera más ruidos y, por tanto, molestias a los vecinos. «Hay unos cuantos que incumplen estas normas de forma sistemática y los estamos denunciando».

El Ayuntamiento quiere dotar a la Policía Local de herramientas para poner denuncias. Adquirirá sonómetros para que los agentes puedan medir los niveles de ruido cuando reciben las quejas. Comprarán uno o dos y los agentes recibirán formación por parte de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. El Ayuntamiento ya cuenta con algunos de estos aparatos, pero pertenecen al área de protección medioambiental. Y esos funcionarios, según explicó Germán López, no trabajan en horario nocturno.

Ayer se constituyó la Mesa del Ruido, de la que formará parte distintos colectivos para buscar soluciones en esta materia y asesorar al Ayuntamiento. La cita estaba convocada a las 20 horas en el Ayuntamiento. Se esperaba una treintena de personas entre partidos políticos, asociaciones de distinta índole y empresarios.