Hoy

Penas de hasta tres años y medio de cárcel para una banda de narcotraficantes

  • Los acusados fueron sorprendidos en Badajoz y Mérida cuando transportaban dos kilos y medio de heroína

La Audiencia Provincial de Badajoz condenó ayer a penas de hasta tres años y medio de prisión a los componentes de una banda de narcotraficantes que fue desarticulada en agosto de 2011 cuando trataba de introducir heroína en Badajoz y en Mérida.

El escrito de acusación explicaba que la inculpada Remedios V. S., de 40 años de edad, que ya fue condenada en el año 1996 por un delito de tráfico de drogas, fue detenida por la Policía el día 5 de agosto de 2011 cuando viajaba a bordo de un taxi por la calle Santo Cristo de la Paz de Badajoz. Portaba un bolso que contenía tres paquetes de heroína que sumaban 1.353 gramos y que hubiesen alcanzado en el mercado negro un valor superior a los 18.000 euros.

La Fiscalía cree que esa droga le fue entregada en el Centro Comercial Los Arcos de Sevilla por el también inculpado Juan José S. M., que estaba acusado de haberse desplazado a un bar próximo al hospital de Mérida para recibir otro envío de droga procedente de Sevilla que debía llegar a la capital autonómica el día 21 de agosto de 2011. En ese bar se encontraban también Rafael H. C., Salvador N. N. y un menor de edad hermano de este último.

La droga viajaba en una furgoneta propiedad de Salvador N. N., que fue acusado de haber contratado al conductor del vehículo, Julián S. F., quien habría aceptado hacer ese viaje «a sabiendas de lo que transportaba». Finalmente, la furgoneta fue detenida en una rotonda próxima al centro comercial El Foro de Mérida y la Policía encontró bajo los paneles del techo dos paquetes que contenían 1.236 gramos de heroína valorados en casi 31.700 euros.

Tras estas dos incautaciones, los agentes registraron los domicilios de los inculpados en Sevilla, donde se localizaron armas. La Fiscalía entendía que los hechos relatados constituían dos delitos contra la salud pública y dos delitos de tenencia ilícita de armas. Del primer delito se acusaba a Remedios V. S. y a Juan José S. M., para quienes se pedían seis años de prisión y multa de 50.000 euros, mientras que del segundo delito se acusaba a Juan José S. M., Rafael H. C., Salvador N. N. y Julián S. F., que se enfrentaban a seis años de prisión y multa de 90.000 euros.

Juan José S. M. también era acusado de tenencia ilícita de armas y la Fiscalía solicitaba en este caso tres años de prisión para él y otros tres para Rafael H. S.

Finalmente, todos los acusados defendidos por Enrique Rojo se confesaron ayer autores de los hechos, por lo que se ha dictado una sentencia de conformidad que, en el caso de Juan José S. M., lo condena a 18 meses de prisión por el primer delito, a otros 18 meses por el segundo, y a seis meses más por tenencia de armas. La pena de 18 meses de prisión también ha sido impuesta a Salvador N. N., Julián S. F. y Rafael H. C. A este último se le condena a otros seis meses de cárcel por tenencia ilícita de armas. A todos ellos se les imponen multas de 50.000 o 90.000 euros que, en caso de no ser pagadas, se transformarán en un mes de cárcel.

Queda aún pendiente de juicio Remedios V. S., que no fue juzgada ayer porque está protegida. Su abogado, José Duarte, dijo que tiene la intención de conformarse con una pena de 18 meses de prisión.