Hoy

La nueva Facultad de Medicina seguirá usando los espacios anexos

  • Ya se ha realizado la primera visita técnica a la Facultad de Medicina para determinar qué características deberá tener el nuevo edificio

La Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, que trabaja ya en la planificación de la nueva Facultad de Medicina, ha confirmado que los anexos que se usan actualmente para impartir clases se seguirán utilizando cuando se construya el nuevo edificio. Debido a las deficiencias que sufre el inmueble principal, los alumnos de Medicina están repartidos por diferentes espacios del campus universitario. Así, utilizan los dos edificios anexos a la Facultad, que comparten con los estudiantes de Enfermería y Fisioterapia. El SES, además, cedió a la Universidad las instalaciones de la antigua escuela de Enfermería. Por otro lado, acaba de inaugurarse el nuevo aulario habilitado en los sótanos del Hospital Infanta Cristina. En él estudian los alumnos de 3º, 4º y 5º curso del Grado de Medicina. La idea es seguir aprovechando algunas de estas instalaciones cuando entre en funcionamiento la futura sede.

José María Vergeles, consejero de Sanidad y Políticas Sociales, confirmó ayer que ya se ha realizado la primera visita técnica a la Facultad de Medicina para determinar qué características deberá tener el nuevo edificio con el objetivo de que la redacción del proyecto pueda sacarse a licitación antes de que termine el año.