Hoy

C's y Podemos piden que el Hospital Provincial sea municipal

Hospital Provincial
Hospital Provincial / Alfonso
  • García-Borruel quiere ver las escrituras del edificio y el contrato que demuestren que es un bien de la Diputación

Quieren que la ciudad se pronuncie, que decidan el futuro del Hospital Provincial, que el PP municipal tome partido con los planes de la Diputación para este edificio y que el presidente del organismo provincial, Miguel Ángel Gallardo, les tenga en cuenta. Es lo que piden desde Ciudadanos y Podemos, que refrendan una postura común en este asunto y otros que tengan que ver con la entidad provincial. Quieren, además, que el hospital sea municipal.

Ninguno de estos partidos tiene representación en el ente y pretenden trazar una línea juntos para que sus opiniones sean también escuchadas en este órgano. Los portavoces municipales de Podemos, Remigio Cordero, y de Ciudadanos, Luis García-Borruel, creen que la Diputación es ejemplo del bipartidismo, donde el PSOE y el PP deciden sobre el Hospital Provincial sin tenerles en cuenta.

Creen que Gallardo actúa con los edificios de la Diputación como si fueran «sus propios territorios» dentro de una ciudad de la que no es alcalde. Se refirieron ayer al cambio de la comisión que sustituye al Consejo Consultivo y que ha trasladado del edificio de la calle del Obispo a los antiguos hogares para usar esas dependencias del consultivo para instalar todo el área de Presidencia. Critican, además, que no preste atención a su iniciativa para el Hospital Provincial y siga adelante sin escuchar a la plataforma que se ha constituido para defender el edificio como bien patrimonial.

Ciudadanos quiere que el antiguo hospital acoja la Casa de la Cultura, mientras que Podemos sigue adelante con su idea de la residencia de ancianos y un centro de día.

Además, Luis García-Borruel se refirió ayer a que en 1982 la Diputación acordó con el Ayuntamiento que asumía el seminario que estaba en la plaza de San Atón a cambio de otorgar al Consistorio otra dotación, «hecho que nunca se llegó a producir». Por este motivo, reivindica que el antiguo hospital podría cederse al Ayuntamiento en compensación de esa dotación nunca otorgada.

Además, García-Borruel pide a la Diputación que enseñe la escritura y el contrato donde se demuestra que el edificio es propiedad de la institución provincial, pues «no se ha visto nunca en ningún sitio».

Ciudadanos y Podemos coinciden también en criticar el proceso abierto por la Diputación para adjudicar el contrato del proyecto de rehabilitación. García-Borruel critica que el 48 por ciento de la puntuación se base en el juicio de valor y, por tanto, parece dirigido.

Ambos partidos recuerdan que un Pleno acordó la creación de una mesa de trabajo municipal para consensuar una postura común de cara al proyecto del hospital provincial y que, semanas después, aún no se ha constituido. Por ello reclaman al alcalde que la convoque y que el PP municipal diga su parecer sobre este proyecto.