Hoy

Casi 20.000 escolares empiezan hoy el nuevo curso en la ciudad

Los niños vuelven al colegio en una jornada protagonizada por la lluvia.
Los niños vuelven al colegio en una jornada protagonizada por la lluvia. / J.V. Arnelas
  • Mañana será el turno de los estudiantes de Bachillerato, cuya cifra de matrículas cae más de la mitad en un año

Casi 20.000 alumnos pacenses vuelven hoy al colegio y con ellos la ciudad recupera definitivamente la normalidad. Las lluvias y tormentas acompañarán el comienzo oficial del curso, en el que los niños cambian la toalla y las chanclas por la mochila.

Hoy se incorporarán a las clases los alumnos de Infantil, Primaria, ESO y Educación Especial. En total, suman 19.809 escolares en los colegios de la ciudad sostenidos con fondos públicos, de acuerdo con los datos facilitados por la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura.

Mañana será el turno de Bachillerato, de los estudiantes del segundo curso de FP Básica y de los Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior. Concretamente, en Bachillerato este curso se han matriculado 1.043 estudiantes en los centros de la ciudad, lo que supone menos de la mitad que el pasado año.

9.000 alumnos menos

En conjunto, casi 25.000 estudiantes arrancan el curso escolar 2016/2017 en Badajoz. Serán casi 9.000 alumnos menos que el año pasado. Las matriculaciones disminuyen en todas las etapas educativas, salvo en el ciclo de Primaria que suben ligeramente, pero no compensan el acusado descenso que se produce en Bachillerato.

No obstante, las matriculaciones podrían aumentar ligeramente, ya que la Consejería de Educación estaba pendiente de resolver definitivamente el proceso de adjudicación de plazas de los alumnos que habían presentado su matrícula fuera de plazo.

Infantil representa el 19% de las matriculaciones para este nuevo curso y el 39% del alumnado se concentra en educación Primaria (9.692 escolares matriculados). Los alumnos de ESO suman el 21,22% y Bachillerato solo copa el 4,19% de las matriculaciones. Curiosamente, en todas las etapas el número de alumnos es superior al de las alumnas, salvo en Bachillerato, único nivel en el que el número de chicas supera al de chicos.

En los Ciclos Formativos, el número de alumnos en el nuevo curso también cae un 40% en Badajoz respecto al curso anterior, pasando de los 3.176 matriculados en el año 2015 a los 1.942 que comienzan mañana.

El curso arrancará con plena normalidad, tal y como han valorado desde la Consejería de Educación y Empleo. Como novedad, la incorporación de un aula para niños con autismo en el colegio pacense de Infantil y Primaria Luis Vives, que se suma a las otras tres que ya venían funcionando en los centros San José de Calasanz, Enrique Iglesias y en el instituto San Roque.

Inversión municipal

La puesta a punto de los colegios para recibir hoy a los niños se ha llevado a cabo durante este verano. El Ayuntamiento de Badajoz ha destinado alrededor de 180.000 euros en acondicionar los centros escolares públicos de la ciudad, tal y como explicó ayer en rueda de prensa la concejala responsable de colegios, María José Solana.

Concretamente, durante el periodo estival se han pintado los interiores y exteriores de los colegios General Navarro, Luis Vives, Manuel Pacheco, San Pedro de Alcántara, Sagrajas y Alvarado. Estos dos últimos han tenido que repintarse en algunas zonas por obras posteriores. En el mismo periodo, también ha realizado actuaciones especiales de jardinería, se han revisado pararrayos, reparado distintas fachadas, suministrado arena en los areneros e incrementado la vigilancia de los centros.

El Ayuntamiento dispone anualmente de un presupuesto superior a los 3,1 millones para las distintas labores que realiza en colegios públicos, lo que supone una media de unos 82.000 euros por centro y que se basa principalmente en tareas de limpieza.

Para el mantenimiento general de calefacción, depósitos, ascensores, instalaciones contra incendio, entre otros trabajos, se destinan anualmente 653.486 euros, mientras que para suministro, unos 480.000 euros.

El Consistorio pacense es responsable del mantenimiento, vigilancia y limpieza de los 38 colegios públicos existentes en la ciudad, algunos de ellos con casi 90 años de existencia y otros con poco más de 12 meses de vida.

Para la puesta a punto de los centros, 180 personas han trabajado este verano, diez empleados más que el año pasado.

Por otro lado, en los próximos días acabarán por desocuparse las casas de conserjes que aún eran utilizadas por funcionarios y que el Ayuntamiento va a destinar a familias con necesidades, previa aprobación de los respectivos centros.