Hoy

Almossassa reduce e integra las barras en el mercado para evitar el botellón

fotogalería

lmossassa llega este año con una programación más amplia y sumando el escenario de la Alcazaba / HOY

  • La Alcazaba se incorpora como escenario de la fiesta, que se celebrará del 19 al 25, con un campamento árabe

La fiesta de la Almossassa, que conmemora la fundación de la ciudad, se celebra este año entre el 19 y el 25 de este mes y viene con novedades. La de más actualidad es la reducción del número de barras autorizadas, que pasarán de cinco a tres, y que en lugar de estar concentradas en El Campillo, se integrarán en el mercado árabe, repartiéndose en tres plazas: la plaza de San José, la Plaza de Santa María (Museo Luis de Morales) y la Plaza Sáenz de Buruaga (frente al Museo Arqueológico).

Con esta medida, el Ayuntamiento quiere evitar que la concentración de barras, cuya gestión se adjudicará a asociaciones sin ánimo de lucro, atraiga el botellón y se reduzcan los ruidos vecinales, que permitan la convivencia de la fiesta y el descanso del Casco Antiguo.

Con este mismo propósito, las barras cerrarán a la 1 de la madrugada y no está previsto que se amplíe el horario de los bares del Casco Antiguo. Tal y como explicó ayer la concejala de Cultura, Paloma Morcillo, encargada de presentar el programa de Almossassa 2016: «No hemos recibido petición de los hosteleros para ampliar el horario, he oído que desde la asociación contra el ruido 'Espantaperros' sí se va a pedir que no se solicite la ampliación y desde el Ayuntamiento no se va a pedir». Sin embargo, el año pasado el Consistorio sí gestionó la citada autorización de ampliación del cierre de los bares durante dos horas más de su horario habitual.

El cambio de ubicación de las barras también responde a una cuestión de seguridad, de hecho el puesto de Cruz Roja, Protección Civil y Policía Local, que atenderá las posibles incidencias, estará ubicado frente a los jardines de la Galera.

La segunda novedad es que la Alcazaba se incorpora como escenario de la fiesta de Almossassa. En la conocida como plaza del reloj, frente al Arqueológico, se instalarán puestos del mercado, una de las barras de bebidas y un campamento árabe. En este último se expondrán armas, armaduras, elementos de la vida cotidiana y de instrumentos musicales. Además, será el escenario de un taller de esgrima medieval y otro de alfarería.

La Plaza Alta y la plaza de San José serán el epicentro del mercado de las tres culturas, árabe, cristiana y judía. Este año, se instalarán entre 140 y 150 puestos que abrirán de viernes a domingo entre las 11 y las 23 horas.

Las actividades para los más pequeños se concentrarán en la Plaza de Santa María, quienes podrán disfrutar de talleres de artesanía con madera, esparto, telar y papercraf. Además, habrá una actividad que, bajo el título 'Ibn Marwan y las reliquias de Batalyaws', convertirán a los participantes en guerreros del fundador. Estos talleres, dedicados a niños de entre 7 y 12 años, se celebrarán el sábado y domingo de 11 a 14 y de 17 a 21 horas. Dentro del Museo de la Ciudad, se va organizar un taller infantil de postres árabes.

El programa se completa con un ciclo de conferencias históricas, organizado por Amigos de Badajoz, teatro, poesía, música en directo y visitas guiadas. Como es habitual, además, habrá pasacalles y animación en las plazas y calles adyacentes al mercado.

La concejala de Cultura ha informado que «han aumentado las actividades, talleres, los puestos del mercado y las ubicaciones con una plaza más, pero el presupuesto se ha reducido». Así, este año Almossassa costará 57.000 euros, frente a los 63.000 de la pasada edición. Además el Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites para solicitar la declaración de Almossassa como Fiesta de Interés Turístico Regional. Ayer se aprobó la candidatura en la Comisión de Cultura y, una vez que pase por pleno, se formalizará la solicitud ante la Junta.

Marvao, la semana siguiente

Almossassa continuará el fin de semana siguiente en la localidad portuguesa de Marvao. Entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre, homenajearán a Ibn Marwan, prolongando la fiesta de la Almossassa. Con un programa similar de talleres, mercado y gastronomía, la fiesta en Marvao se distingue por la animación nocturna desde la torre de su castillo, con danza vertical y videomapping, entre otros atractivos.