Hoy

Detenido un joven que esperaba a su expareja con una pistola de fogueo

  • El arrestado había sido denunciado por violencia de género y fue sorprendido por la Policía Nacional oculto tras una excavadora

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a un joven de 19 años que esperaba armado con una pistola de fogueo frente al domicilio en el que se encontraba su expareja. La mujer le había denunciado días antes por violencia de género y sobre el joven pesaba una orden de alejamiento que le impedía acercarse a ella.

Los hechos ocurrieron a la 01.00 de la madrugada del sábado al domingo en la calle Doctor Fleming de Badajoz, una vía paralela a la calle Corte de Peleas. Allí, el hombre esperó oculto tras una excavadora a que apareciera su expareja, que se encontraba en el domicilio de una amiga. Fuentes de la Policía Nacional aseguraron que el detenido y su expareja ni siquiera llegaron a tener contacto visual durante estos hechos.

Una llamada en la que se informaba de que un hombre se encontraba en actitud de espera y con un comportamiento sospechoso alertó a los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía. Los agentes comprobaron la veracidad del comunicado desplazándose al lugar de los hechos. En ese momento, el sospechoso se sintió descubierto e inició la huida a la carrera. A pocos metros del lugar se agachó para desprenderse de un objeto que arrojó bajo un coche.

El coche patrulla en el que se desplazaban los agentes comenzó a seguirlo y finalmente lograron detenerlo. Luego regresaron al lugar en el que el arrestado se había desprendido del objeto y comprobaron que se trataba de una pistola del calibre 9 milímetros. El arma, que había sido modificada, se encontraba amartillada con un cartucho detonador –de fogueo– en la recámara, listo para ser disparado, y otros tres cartuchos en el cargador.

Posteriormente los policías pudieron saber que el detenido se había dirigido con anterioridad al domicilio de su expareja, pero que al no encontrarla allí logró averiguar que se había desplazado al piso de una amiga, junto al que se apostó armado con la pistola. Igualmente supieron que la joven había recibido un mensaje en el que su expareja le había amenazado con ‘balearla’. Ese wasap también incluía la fotografía de una pistola similar a la que portaba el arrestado. Tras la detención, el joven fue introducido en el vehículo policial, al que propinó fuertes golpes mientras era llevado a comisaría.

Intento de fuga

El martes por la tarde, los agentes trasladaron al arrestado al hospital Infanta Cristina para que fuera atendido del dolor que presentaba en una mano. En el centro médico le aplicaron una escayola en la mano derecha, por lo que los policías no pudieron colocarle las esposas para conducirlo de nuevo al vehículo.

Esa circunstancia fue aprovechada por el delincuente para huir a la carrera en dirección al Puente Real, desde donde bajó para dirigirse al Camino de Madre Vieja. En ese momento pudo ser detenido de nuevo por los agentes.