Hoy

Fragoso anuncia un protocolo para gestionar la ampliación de los horarios de los bares

Los veladores de la Plaza Alta, llenos, en la Noche en Blanco. :: c. m.
Los veladores de la Plaza Alta, llenos, en la Noche en Blanco. :: c. m.
  • Quiere evitar situaciones como la que se dio el viernes, cuando los hosteleros desconocían la hora de cierre de la Noche en Blanco

La Noche en Blanco casi se queda sin bares abiertos. Los hosteleros amagaron el viernes con no abrir sus establecimientos porque aún no habían recibido una comunicación oficial en la que se permitiera ampliar sus horarios. Finalmente la Junta dio el visto bueno a esa ampliación después de recibir un informe adicional del Ayuntamiento pacense.

El alcalde, Francisco Fragoso, anunció ayer la realización de un protocolo para resolver este tipo de situaciones con antelación.

Generalmente, el Ayuntamiento se encargaba de gestionar esta solicitud ante la Junta de Extremadura, que es la que tiene la competencia para modificar los horarios de los establecimientos según la Ley de Convivencia y Ocio. Sin embargo, las quejas de los vecinos del Casco Antiguo por el ruido han hecho que el Consistorio no lo hiciera en esta ocasión. Fueron los empresarios quienes tuvieron que hacerlo, la Junta pidió un informe al Ayuntamiento y no estaba conforme con él. Fue la mediación del alcalde al mediodía del viernes lo que hizo que finalmente la Administración regional autorizara a los bares a que cerraran más tarde.

Los empresarios han mostrado su preocupación porque esta situación pueda repetirse en la próxima fiesta, Almossassa. Por su parte, la asociación de vecinos que protesta por el ruido, Espantaperros, ofrecerá hoy una rueda de prensa para explicar las molestias que les generó la Noche en Blanco.