Hoy

Amigos de Badajoz insiste: la bandera debe ser carmesí

Amigos de Badajoz no quiere que la bandera de la ciudad sea blanca y negra, sino que insiste en que debe ser de color carmesí.

El Ayuntamiento trabaja para que la ciudad tenga una bandera. De hecho, la comisión de Cultura acordó ayer abrir el expediente. En su próxima reunión decidirán el grupo de trabajo que finalmente la diseñará. En principio tendría los colores blanco y negro. Será así basándose en un informe que la Academia matritense de heráldica y genealogía, elaboró en 2014 y que se ha entregado a los grupos de la oposición.

El color blanco rinde homenaje al pendón real de León, que repobló la región. El negro se incluye en honor al estandarte de igual color de los reyes aftásidas del Reino de Badajoz. La asociación Amigos de Badajoz es una de las que ha reivindicado con más insistencia la recuperación de la bandera. Sin embargo, rechaza que esta deba ser blanca y negra.

En un comunicado remitido a HOY, el colectivo asegura que «sobre los colores propuestos, solo cabe decir que el blanco era el color del reino de León, que fue el que conquistó Badajoz en el año 1230, y era también el color del pendón. Por el contrario, no existe documentación que avale que el color de los aftasíes fuese el negro. En este sentido la opinión de Fernando Valdés es suficientemente cualificada y definitiva pues señala que la bandera de los Omeyas era blanca, al menos en Oriente, y la de los abbasíes negra. Por eso el Daesh ha adoptado esa bandera. En opinión de Fernando Valdés se está confundiendo el color de los abbasíes con los aftasíes. Es decir, la bandera propuesta no solo carece de la fundamentación y justificación histórica con las que se pretende avalar el diseño, sino que es claramente errónea en lo que a su justificación histórica se refiere».

Asimismo, la asociación recuerda que ya propuso una bandera de color carmesí, «como el guión real, y además consultó esta propuesta con la Sociedad Española de Vexilología. No se nos oculta que el color carmesí se vincula con la Corona de Castilla a la que perteneció Badajoz desde 1230, es decir, el mismo año de su conquista por parte del reino de León».