Hoy

Detenido un sospechoso por el atraco con escopeta a un supermercado en Badajoz

Detenido un sospechoso por el atraco con escopeta a un supermercado
  • La Policía estaba buscando a dos varones que se llevaron el dinero de una caja registradora y huyeron

Dos atracadores irrumpieron ayer en el supermercado Mercadona situado en la barriada de San Fernando. Sobre las 13.00 horas, estas dos personas accedieron al establecimiento a través de la entrada que hay desde la calle Argüello Carvajal. Uno de ellos iba armado con una escopeta y el otro llevaba un arma blanca. No pudieron ser identificados en el momento del atraco por llevar la cara ligeramente cubierta.

Amenazaron a una de las dependientas que atendía en ese momento en la zona de caja para que les diera todo el dinero de la caja registradora. «Cuando subí en el ascensor desde la zona de compra a las cajas vi que entraba por la puerta un hombre con una escopeta en la mano. Los gritos y las amenazas eran muy fuertes. Él y su compañero querían el dinero de las cajas», relata Daniel Suárez, testigo presencial.

Las personas que esperaban en las colas para pagar sus respectivas compras de mediodía salieron espantadas del lugar. «Algunos corrieron escaleras abajo para escapar por la otra puerta del supermercado. También vi salir corriendo a una mujer por la puerta por la que entraron los ladrones, buscaba desesperadamente a una de sus hijas, que se había separado de ella cuando se formó el escándalo», explica Sixto Ubenga.

Este vecino de Badajoz presenció los hechos desde la puerta de su casa, ubicada justo enfrente de este supermercado. «La cajera tuvo que abrirles una de las cajas registradoras antes de salir corriendo escaleras abajo por el impacto de la situación que vivía en ese momento», declara Suárez.

Mientras esto ocurría, en la parte de arriba del local comercial, en la zona de compras que da al acceso principal del supermercado, nadie sabía lo que estaba pasando. «Nos enteramos cuando bajó corriendo una de las empleadas pidiendo auxilio. Gritaba socorro y también decía que había un hombre con una escopeta en la parte de arriba. Yo pagué mi compra y me fui corriendo», confiesa Laura Delgado.

Los testigos aseguran que la Policía Nacional intervino al instante, nada más sonar la alarma. Sin embargo, los delincuentes ya habían logrado huir con el dinero de la caja registradora, por lo que se inició una operación de búsqueda en toda la ciudad.

En el verano de 2007 ocurrió un suceso de similares características en el mismo barrio de Badajoz. El Juzgado de lo Penal número 1 condenó a 14 años y seis meses de cárcel a Francisco G. S., un hombre de 51 años, vecino de Badajoz que utilizó una escopeta de cañones recortados para atracar el supermercado Eroski del parque de San Fernando y también la oficina Mapfre de la calle Cardenal Cisneros.

La condena se completaba con dos faltas de lesiones, castigadas cada una de ellas con 60 días de multa y una cuota diaria de 15 euros, además de la responsabilidad personal subsidiaria por impago. Finalmente se propuso que el atracador fuera castigado a indemnizar con más de 3.800 euros a los afectados. Fueron unas cantidades que pretendían restituir tanto las pérdidas ocasionadas en los negocios, como los daños personales provocados a los afectados por sus diferentes actuaciones.

A última hora de la tarde se confirmó que una persona había sido detenida como sospechosa de participar en los hechos.