Hoy

Ignacio Vidal-Folch. :: C. Moreno
Ignacio Vidal-Folch. :: C. Moreno

Vidal-Folch novela el impacto de la caída del Muro de Berlín

Con 'Pronto seremos felices', Ignacio Vidal-Folch vuelve a una zona y una época que conoció como reportero, la caída del Muro del Berlín en los países del Este.

El periodista relata el reseteo obligado por el cambio político y económico. No se fija en los dirigentes políticos o las figuras más destacadas de ese episodio histórico, baja la lupa para contar como la gente anónima, humilde y de la calle tienen que adaptarse.

Con gran parte de la literatura española centrada en la influencia sudamericana, este ejercicio de aproximación a Rumanía, Bulgaria o Checoslovaquia supone un territorio casi inexplorado. En un viaje de vuelta a Praga, un comerciante español, que oficialmente tiene como objeto una transacción comercial, se reencuentra con Kamila, su eficiente y fiel colaboradora durante años que desapareció de pronto como si una movediza tierra de oscuros intereses políticos se la hubiera tragado.

La búsqueda de Kamila es sólo el comienzo de otros reencuentros que descubrirán al protagonista quiénes eran realmente las personas con las que convivió, qué había por debajo de lo que no sabían, o no podían contar.

Vidal-Folch narra la permanente búsqueda de la felicidad de los personajes y de cómo vive cada uno los cambios. «Vender y comprar es algo muy prosaico, pero a la vez, resulta apasionante». El libro, cuenta, el autor, ha sido uno de los que más ha gustado porque muchos lectores se identifican con los protagonistas. «A todos nos asustan los cambios».