Hoy

El Ayuntamiento descarta cerrar l a Alcazaba por las noches

vídeo

Ladrillos arrancados recientemente en la muralla de la Alcazaba:: CASIMIRO MORENO

  • Era una petición de varios colectivos tras el último ataque vandálico que ha sufrido el monumento, al que le han arrancado trozos de la muralla

Noelia y Daniel han declarado su amor al mundo grabando sus nombres en la torre número 5 de La Alcazaba. No son los únicos. En el lienzo de muralla que dañaron estos enamorados hay decenas de grabados, apenas queda espacio libre. Están Jonás y Silvia, Macarena y dos amigas e incluso arranques poéticos. «Soñar contigo sin ganas de dormir», ha escrito un soñador raspando las letras en una zona del monumento recién rehabilitada. A solo unos metros se ha producido el último ataque vandálico al recinto árabe. Han arrancado fragmentos del revestimiento y ladrillos a lo largo de 30 metros de adarve.

Este último incidente ha reabierto el debate sobre la necesidad de cerrar la Alcazaba por las noches para evitar daños al patrimonio. El Ayuntamiento de Badajoz, sin embargo, confirmó ayer a HOY que descarta esta posibilidad.

La concejala de Turismo, María José Solana, resalta que los pacenses «disfrutan de este monumento con naturalidad» e indica que el Consistorio no desea restringir el acceso de los ciudadanos. «No queremos penalizar a todos por uno que no merece disfrutar de este lugar».

En busca de los vándalos

En cuanto al último ataque, la edil indica que se enteró el sábado y que el domingo puso la denuncia ante la policía. Los técnicos han valorado los daños, que consisten en la rotura de la corona superior de la muralla entre las torres 4 y 5 y el desprendimiento de numerosos ladrillos. «No tiene otra definición que salvajada».

Solana explica que este acto supone una violación del artículo 323 del Código Penal que considera a los responsables autores de un delito contra el patrimonio. «Será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses el que cause daños en un archivo (...), o bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, así como en yacimientos arqueológicos». Además, si son localizados y condenados, deberán costear la reparación de la muralla.

La responsable municipal de Turismo admite la gravedad de los hechos, pero insiste en que no se plantean cerrar el recinto. «En este momento no se ha tratado esa posibilidad, sino encontrar a los responsables y reparar los daños», insiste.

La reparación comenzará, según esta concejala, hoy mismo. Este tramo quedó rehabilitado en 2012 y ahora tendrán que sufrir una nueva obra.

Este ataque es uno de los más graves que ha sufrido la Alcazaba en los últimos años, pero no el único. La mayor parte de los actos vandálicos son pequeños, pero se van acumulando. Lo más común es grabar nombres en la piedra. Hay cientos en todo el adarve y varias pintadas con spray.

La cartelería también se ha convertido en un objetivo. Los paneles con información sobre los distintos elementos del recinto árabe se instalaron hace solo un año y ya hay dos con el texto y las imágenes arrancadas. Otro problema es la basura. En ciertas torres se reúnen jóvenes por la noche y es común encontrar botellas, cristales y vasos.

En los últimos años ha habido dos colectivos que han sido los que más han insistido en la necesidad de cerrar la Alcazaba durante las noches, como ya se hace por ejemplo en los Jardines de La Galera. Se trata de Amigos de Badajoz y la Asociación Cívica. Estos últimos han recordado esta necesidad tras el último ataque a la muralla y también pide que se incremente la vigilancia.

Estos defensores del patrimonio solicitan que Badajoz siga el ejemplo de otras ciudades cuyos monumentos se clausuran durante la noche. Por ejemplo la Alcazaba de Almería se abre de 9.00 a 17.30 horas durante el invierno y hasta las 20.30 horas en verano. El acceso es gratis a todos los ciudadanos de la Unión Europea. Málaga, otra ciudad con recinto árabe, lo abre de 9.00 a 20.15 horas y cobra 0,60 euros por el acceso aunque los domingos es gratis.

Estas opciones no se pueden comparar con Badajoz, ya que en la Alcazaba hay servicios como la Biblioteca de Extremadura o la Facultad de Documentación que necesitan horarios más amplios y que el acceso sea libre. También en verano hay muchas familias que toman el fresco en los jardines hasta altas horas. El problema surge de madrugada, cuando apenas hay afluencia de público y alguno de los asistentes aprovechan la soledad para causar daños al monumento.