Hoy

La Policía Local incrementa un 40% las denuncias contra locales de ocio

La Policía Local asiste en una intervención judicial en una discoteca
La Policía Local asiste en una intervención judicial en una discoteca / HOY
  • En seis meses han puesto 96 multas por violar el horario de cierre y otras por distintas molestias, tener las puertas abiertas o fumar dentro

La presión policial se ha incrementado en los bares y discotecas de la ciudad. En los primeros seis meses del año el Ayuntamiento de Badajoz ha interpuesto 175 sanciones a distintos locales de ocio, un 40% más que en la misma época del año pasado. Son infracciones por no respetar el horario, por tener las puertas abiertas o por permitir a sus clientes fumar dentro.

Los datos se extraen de la memoria de la Policía Local en el primer semestre del año. Estas cifras muestran una subida importante de las sanciones directamente relacionada con un aumento de las inspecciones a los locales de ocio de la ciudad. Del 1 de enero al 30 de junio de 2013 los agentes municipales realizaron 372 intervenciones de este tipo. En 2014 han subido hasta 516. Eso supone que cada fin de semana controlan una veintena de bares y discotecas.

La infracción que la Policía Local más se ha encontrado ha sido el incumplimiento de los horarios. En total han tramitado casi un centenar de multas (96) cuando en la misma época de 2013 solo fueron 62. Cada bar sancionado debe abonar de 150 a 300 euros y si son reincidentes el Ayuntamiento puede incluso determinar su clausura. Esta suele ser por seis meses, pero puede llegar a ser definitiva.

Los locales de ocio deben respetar la orden de la Junta de Extremadura del 16 de septiembre de 1996 que establece los horarios de apertura y cierre de los establecimientos. Los casos más habituales son las licencias de bar especial y de discoteca (también puede llamarse sala de baile, café-teatro o café-concierto). Los bares especiales, es decir, los pubs de copas, deben cerrar a las dos y media en invierno y las tres en verano. Por su parte, la categoría de discoteca cierra a las cuatro en invierno y a las cinco en verano. Además, el Consistorio otorga media hora más los fines de semana durante todo el año, aunque este tiempo debe ser para despejar el local y limpiar.

Otra falta que los policías locales han detectado de forma repetida es que la música moleste a los vecinos o que haya algún tipo de alteración que perturbe la convivencia. Bajo esta norma se han tramitado en los últimos seis meses 49 multas.

Asimismo, la Policía Local ha detectado 12 casos en los que un local de ocio tenía la música puesta y las puertas abiertas. La Ordenanza Municipal de Policía Urbana, que se aprobó hace solo un año, prohibe explícitamente que los establecimientos puedan hacer esto. En concreto, el artículo 15.2 dice: «Los establecimientos públicos con mayor potencial contaminador desde la óptica de la contaminación acústica, tales como salas de fiesta, discotecas y otros locales autorizables para actuaciones en directo, así como café-bares especiales y otros establecimientos de ocio de similares características, durante el ‘normal funcionamiento’ de su actividad (elevado nivel de emisión de presión sonora en el interior) deberán mantener cerradas, obligatoriamente, las puertas de acceso y las ventanas, en su caso, existentes en los mismos».

En este caso la sanción no está establecida sino que depende de la gravedad que determine la Policía Local. Si la infracción es leve la multa oscila entre 200 y 750 euros, si es grave sube de 751 a 1.500 y si se establece que es muy grave puede llegar a ser de 3.000 euros.

Por último, la Policía Local también ha sancionado a los bares y restaurantes en los que han detectado casos en los que permiten fumar dentro del local. En total han sido 18 expedientes, el triple de los que se tramitaron el año pasado en el primer trimestre.

Los propietarios de locales donde se fume se enfrentan a una sanción de 600 euros y más consecuencias si reinciden.