Hoy

Dos años de cárcel y seis años sin carné por ir en sentido contrario por la A-5

  • El vehículo fue detectado por la Guardia Civil a la altura de Talavera la Real pero no se detuvo hasta llegar a la frontera portuguesa

El juzgado de lo penal número 1 de Badajoz ha impuesto una condena de dos años de prisión a un conductor que circuló más de 20 kilómetros en sentido contrario por la autovía Madrid-Lisboa.

El suceso ocurrió el 19 de enero de 2014 cuando una furgoneta Renault Express con matrícula antigua penetró en la A-5 y comenzó a circular en sentido Badajoz utilizando los carriles habilitados para los conductores que se desplazan hacia Madrid.

Eran las 2.30 de la madrugada y varias llamadas alertaron a las fuerzas de seguridad de la presencia del vehículo, por lo que se puso en marcha un dispositivo que permitió localizarlo en el kilómetro 482. En ese punto fue visto por la Guardia Civil, aunque la circulación temeraria se había iniciado varios kilómetros antes.

Los agentes activaron los sistemas de sirenas y comenzaron a dar luces largas al conductor de forma continua, pero «el acusado hizo caso omiso de las mismas y, lejos de detenerse, continuó su arriesgada circulación, lo que se repitió unos kilómetros después con otra patrulla de la Guardia Civil que reiteró las órdenes de detención».

Al llegar a Badajoz, la furgoneta rebasó la primera desviación y continuó en dirección contraria hacia Portugal, hasta que en el kilómetro 401 se montó un dispositivo conjunto de la Guardia Civil y de la Policía Local que logró inmovilizar el vehículo.

En ese momento se sometió al automovilista a la prueba de alcoholemia, donde se detectaron 1,03 y 1,00 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Multiplicaba por cuatro su capacidad psicofísica para la conducción y eso disminuía sus aptitudes para colocarse al volante.

El acusado por estos hechos ha sido condenado por un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria. Se le impone una pena de cárcel de dos años y el pago de una multa de 1.440 euros a lo largo de un año (4 euros diarios).

La condena contempla también la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis años, así como el comiso del vehículo con el que cometió la infracción. Por tanto, el conductor se ha quedado sin su coche.

La sentencia se completa con una falta de desobediencia grave a agentes de la autoridad por la que tendrá que pagar una multa de 40 euros.

No es la primera vez que un conductor circula en sentido contrario por una autovía extremeña.

El 18 de noviembre de 2011 se informó de la detención de un conductor que también se movió en dirección contraria por la autovía Madrid-Lisboa. La Guardia Civil dijo entonces que el coche fue interceptado a las 2 de la madrugada en el kilómetro 388, dentro del término municipal de Talavera la Real. En aquel caso, el conductor casi cuadruplicaba la tasa autorizada en la primera prueba, mientras que en la segunda se aproximó a 1,50.