La San Silvestre del Montero de Espinosa reúne a 850 escolares

Alumnos participantes del colegio Montero de Espinosa . :: G. casares/
Alumnos participantes del colegio Montero de Espinosa . :: G. casares

Todos los colegios participaron en esta actividad, que permitió recaudar cientos de kilos de alimentos

GLORIA CASARES

La San Silvestre Escolar del colegio Montero de Espinosa se ha convertido en una tradición navideña que sirve no sólo como convivencia de chicos de todos los centros educativos, sino también para obtener comida para repartir entre las familias más desfavorecidas. Ayer tuvo lugar la V edición de esta carrera navideña con más de 850 niños, que se celebró por quinto año consecutivo. En esta ocasión bajo el lema 'La solidaridad también es una forma de vivir la paz'.

Su director Juan Luis Ortíz destacó que esta carrera sirvió también como actividad de convivencia para casi un millar de escolares de todos los centros educativos de Educación Primaria de Almendralejo y también de la vecina localidad de Alange.

La contribución con su inscripción en la prueba, consistente en la aportación de cualquier tipo de alimento no perecedero, que aportaron niños y acompañantes, permitió recaudar cientos de kilos de alimentos que serán repartidos entre la Fundación San Juan de Dios y el economato social que gestionan; Cruz Roja, Cáritas, Provida, Proclade Bética y la onegé Despierta Almendralejo.

El objetivo último, recordaron desde el centro, es «el de abrir nuestro centro a toda la comunidad educativa y hacer partícipes a nuestros alumnos de la importancia de compartir, así como poner de manifiesto los valores que trabajamos a diario en las aulas de Montero, ayudando con pequeños gestos a organizaciones».

Todos los niños se dieron cita en el patio del colegio, donde hubo algunos homenajes emotivos y un juramento de la prueba, además de distinciones a los colegios participantes. Tras ello se inició la sesión multitudinaria de zumba que sirvió de calentamiento para la carrera por las calles que rodean al centro educativo. El trayecto terminó con el avituallamiento.

Dado el carácter escolar de la misma, desde el centro destacaron la implicación de las familias de la comunidad del Montero de Espinosa en la realización de este proyecto, la acogida que ha tenido en el resto de centros escolares, así como la colaboración desinteresada de voluntarios, casas comerciales, ayuntamiento, policía local y medios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos