Una reyerta entre temporeros acaba con varios detenidos y un herido en Almendralejo

Imagen de la calle de Almendralejo donde ha tenido lugar la reyerta./GOOGLE MAPS
Imagen de la calle de Almendralejo donde ha tenido lugar la reyerta. / GOOGLE MAPS

La disputa comenzó el pasado sábado ocasionada por «la excesiva ocupación de pisos» durante la campaña de la aceituna

REDACCIÓN

La llegada masiva de temporeros extranjeros, en su mayoría de Rumanía, está ocasionando algunos problemas de convivencia en la ciudad de Almendralejo en época de recolección de la aceituna.

En la mayoría de los casos se debe a «una excesiva ocupación de pisos durante unos meses». Ahí podría estar el origen de una reyerta ocurrida el pasado domingo entre varias personas de nacionalidad rumana y algunos vecinos de Almendralejo de origen marroquí, según apuntan fuentes policiales.

Agentes de la Policía Local y Nacional fueron alertados el domingo de una reyerta en la que había varias personas implicadas y en la que habría armas blancas.

Según fuentes policiales, los hechos sucedieron en uno de los bloques de viviendas de la calle Federico García Lorca. La pelea tuvo su origen, apuntan las mismas fuentes, en la agresión el pasado sábado a uno de los miembros de una familia marroquí -con residencia habitual en Almendralejo- por parte de trabajadores temporeros del campo que habían llegado al municipio pacense para incorporarse a las tareas agrícolas.

En la reyerta se vieron implicados varios temporeros de nacionalidad rumana, que pertenecerían a una misma familia y que terminaron detenidos en la Comisaría de la Policía Nacional, y otros de nacionalidad marroquí, de los que al menos uno tuvo que ser atendido en el hospital Tierra de Barros. Los policías intervinieron un cuchillo que habría sido utilizado en la reyerta.

La pelea se produjo en una calle de la barriada de San José, a pocos metros de la oficina que la Policía Local instaló allí años atrás después de surgir una petición ciudadana, en una zona donde habitan numerosos extranjeros. Esa oficina policial ha estado varios meses cerrada y, una vez reabierta, su horario se ha visto reducido a unas cuantas horas al día.

Fotos

Vídeos