Las hormigas van al conservatorio en Almendralejo

Las filtraciones son visibles desde la fachada. :: g. c./
Las filtraciones son visibles desde la fachada. :: g. c.

El mal estado de la cubierta del recinto de Almendralejo provoca goteras

GLORIA CASARES ALMENDRALEJO.

El Conservatorio Oficial de Música de Almendralejo fue uno de los dos primeros que hubo en Extremadura. Fue creado en 1990 por el Ministerio de Educación. Diez años después fue transferido a la Junta de Extremadura y hoy en día es el único en la provincia de Badajoz que sigue dependiendo de la Consejería de Educación.

Fue entonces cuando se decidió construir un edificio acorde a la entidad que suponía tener un conservatorio oficial en una ciudad de menos de 30.000 habitantes, por entonces. Se convocó un concurso de ideas y se construyó un moderno edificio, de líneas rectas y una arquitectura que encajaba tanto en los jardines anexos, que pertenecían a la antigua casa del Marqués de la Encomienda, como al convento franciscano del siglo XVII, con el que dista pocos metros.

Sin embargo, apenas una década después de inaugurarse este edificio de 1.200 metros cuadrados en tres plantas, la moderna cubierta empezó a dar problemas de filtraciones.

Hace ya 5 años la dirección del Conservatorio Oficial de Música alertó de la situación tanto al Ayuntamiento, propietario del edificio, como a la Junta de Extremadura, de quien depende el centro educativo.

Y en la actualidad «aquí seguimos, con unos problemas tremendos, y el conservatorio se encuentra en muy mal estado. Es vergonzoso la cantidad de humedades y filtraciones que tenemos. No es algo con lo que se pueda estar jugando con los tiempos y dilatando el arreglo».

El que habla es el director, David Montes, que no entiende que la diferencia de criterios entre el Ayuntamiento y la Junta hayan retrasado el inicio de las obras de restauración de la cubierta y puede que aún se pospongan otro año más.

Diferencias entre el Ayuntamiento y la Junta han retrasado los trámites para unas obras de reparación que aún no tienen fecha de inicio

El motivo es que aunque la Consejería de Educación ya aprobó en 2016 una partida de 153.000 euros, el verano pasado, cuando iban a contratarse las obras, el Servicio de Patrimonio de la Junta alertó de que no era posible hacer la inversión mientras no se contase con el certificado de disponibilidad del edificio, como es preceptivo en la Ley de contratos públicos.

Se pidió, por tanto, al Ayuntamiento la cesión del edificio a principios de la primavera de 2017.

El Consistorio, sin embargo, ha tardado un año en aprobar en pleno esa cesión de uso (lo hizo el pasado 30 de abril). Ello tras las críticas del alcalde, José García Lobato, que primero lamentó que el edificio no estuviera escriturado en el inventario de propiedades municipales, y después acusó a las autoridades regionales de poner excusas para no hacer la obra.

La cesión oficial, en cambio, tardará aún uno o dos meses. Ahora ese acuerdo de cesión tiene que pasar un mes tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (eso hizo el día 10 de mayo) en el periodo de exposición pública y posteriormente tiene que ir de nuevo a pleno.

Ante ese hecho y teniendo en cuenta que la obra sólo se puede acometer en verano, porque en la cubierta anida una especie de pájaro protegida, todo hace pensar en que la obra podría retrasarse otro año más. El plazo de ejecución de las obras es de unos dos meses.

«Tuvimos una reunión y estamos intentando apaciguar a la comunidad educativa, a padres y a los alumnos, porque esto es vergonzoso».

Montes clama: «Nos está lloviendo dentro de clase. Es inadmisible que un edificio como este esté así. Y la obra sigue sin iniciarse».

Advierte que el deterioro que está padeciendo el edificio va a un ritmo vertiginoso.

Además, recuerda que hay paredes de moqueta, por la insonorización de las aulas de música, que se mojan y luego se pudren y allí se sigue dando clases.

Cuando no llueve, lamenta el director, es casi peor, porque les caen «las hormigas del techo. Nos caen los huevos». Ya no saben qué hacer para que se actúe.

No entiende que un conservatorio de referencia, donde acuden casi 400 alumnos, el 60% de los cuales llegan desde otras localidades para formarse en Almendralejo, y hay 39 profesores dando clases tenga que sufrir estos problemas.

Junta

Desde la Consejería de Educación, su delegada provincial, Piedad Álvarez, apunta a HOY que aún no pueden confirmar que haya tiempo suficiente para llevar a cabo los trámites necesarios para contratar las obras antes del verano.

Insiste la que también es concejala en la oposición en el Ayuntamiento de Almendralejo en que la partida presupuestaria está aprobada, pero que los trámites administrativos hay que cumplirlos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos