El alcalde de Almendralejo, sobre la Púnica: «Tengo las manos muy limpias»

El alcalde de Almendralejo, sobre la Púnica: «Tengo las manos muy limpias»

La UCO cree que García-Lobato es responsable de delitos de cohecho, fraude, revelación de secretos y tráfico de influencias

REDACCIÓN

La investigación sobre el caso Púnica y su relación con el Ayuntamiento de Almendralejo continúa. El diario El País publica hoy una información en la que se hace eco de un nuevo informe realizado por la UCO, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en el que se atribuyen al alcalde almendralejense, José García Lobato, hasta cuatro delitos: cohecho, fraude, revelación de secretos y tráfico de influencias. La Guardia Civil considera que el alcalde popular de Almendralejo es responsable de estos delitos, según el informe sobre el amaño de un contrato de alumbrado público.

José García Lobato ha comparecido en rueda de prensa hoy mismo tras la publicación del artículo. Ha afirmado que tiene «a conciencia muy tranquila y desde luego, las manos muy limpias». El alcalde almendralejense ha asegurado a los periodistas que no tiene más información sobre el sumario que la que publica este diario «ni más de la que ustedes puedan tener».

El documento policial detalla la presunta participación de once personas en irregularidades de una adjudicación que iba a superar los 20 millones. Entre los implicados estaría García Lobato y los concejales Luis Alfonso Merino y Carlos González Jariego. El informe elaborado por la UCO y enviado al juez recoge correos electrónicos, conversaciones y declaraciones que llevan a concluir a la Unidad Central Operativa que cuatro directivos de Cofely SA modificaron los pliegos de un concurso de la localidad pacense a cambio de varias contraprestaciones: 180.000 euros, el patrocinio por parte de la empresa implicada de un campeonato de kárate y la instalación de las luces navideñas. El contrato no se llegó a materializar por la detención de los participantes en el amaño. Un guardia civil filtró la investigación y se precipitaron las detenciones.

Ocurrió en 2014, cuando la Audiencia Nacional paralizó el concurso para contratar un sistema de eficiencia energética en Almendralejo. La Guardia Civil cree que la trama tenía avanzadas las gestiones con el alcalde y un edil de Almendralejo para amañar el contrato y que Cofely habría intervenido en la redacción de los pliegos.

El informe de la UCO también revela que hubo un concejal y un técnico municipal que plantearon objeciones al contrato que se pretendía firmar. Fueron apartados.

El alcalde de Almendralejo fue interrogado por la UCO como investigado el pasado 31 de enero junto a otros dos cargos del Ayuntamiento y varios empresarios a cuenta de supuestas irregularidades en este contrato al que optaba Cofely, empresa implicada en la trama de corrupción investigada en la operación Púnica. Según la UCO, García Lobato reconoció en su declaración haber mantenido conversaciones con directivos de Cofely. Incluso admitió que podía haber sido imprudente al hacer alguna llamada en la que pidió al representante de la empresa que patrocinase una competición deportiva.

Cuando el pasado 15 de julio se conoció que había sido llamado a declarar por la UCO, García Lobato mostró a HOY su convencimiento de que la investigación policial y judicial no llegará a ningún lado. En su opinión, si el juez no le había citado todavía era porque los informes de la UCO no habían revelado que existiera ningún dato incriminatorio en su actuación. A su juicio, el asunto quedará archivado en lo que se refiere a su persona. «Después de la cantidad de alcaldes que han ido a la cárcel, yo estoy seguro de que si el juez hubiera visto algo raro ya me habrían ido a buscar», en alusión a que habría sido detenido.

Almendralejo aparece en la investigación como consecuencia de las escuchas telefónicas que se hicieron a los principales implicados, tanto políticos como Granados, como directivos de empresas. García Lobato también apareció en una lista manuscrita de los alcaldes de Púnica invitados a París.

el PSOE y Podemos reclamaron a García Lobato y al PP regional responsabilidades. Este último defendió la presunción de inocencia del regidor almendralejense.

El portavoz socialista, Valentín García, aseveró que este informe «viene a corroborar lo que el PSOE de Almendralejo denunció en el verano de 2014», y consideró que García Lobato y el PP de Almendralejo «están metidos en la Púnica, desde la P hasta la A, y ya no pueden seguir mirando para otro lado».

Cristina Teniente (PP) mostró su profundo respeto a las actuaciones judiciales. Aseveró que la presunción de inocencia «no es un derecho elástico que se aplica a unos y a otros no, en función del color político».

Álvaro Jaén (Podemos) opinó que el PP es «una trama de corrupción estructurada, para cometer sistemáticamente delitos contra la hacienda pública, eso no se le escapa a nadie».

Fotos

Vídeos